La alegría se refleja en sus rostros. Saben que, aunque no se ubiquen en los primeros lugares, ya son ganadores.

El solo hecho de hacer contactos, de poder capacitarse y mostrar los frutos de su esfuerzo ya es un triunfo para los emprendedores que fueron seleccionados como finalistas del Gran Desafío Naranja.

“Detonante para nosotros significa una posibilidad de expandir nuestra marca, de visualizarla, es una gran oportunidad. En este evento tuve por primera vez la opción de dar a conocer mi proyecto y gracias a eso hemos venido perfilándonos un poco más y encontrando un público y un mercado”, aseveró Rosaura Hinestroza, creadora de la tienda online La Chocoanita.

Tres minutos tuvieron los emprendedores para exponer sus proyectos ante los jurados. Foto: Mauricio Ochoa  Suárez/Semana

Opinión que comparte William Klinger, coautor Adando.co, para quien Detonante es ante todo una plataforma al mundo.

“Nosotros tenemos una gran empatía con Detonante y eso nos ha permitido acceder a consultorías que nos han hecho crecer en el negocio”, recalcó.

Le puede interesar: El emprendimiento muestra el talento de Chocó

Carlos Mario Estrada, director Nacional del Sena, considera que esta clase de iniciativas generan inclusión social porque impactan positivamente en la sociedad, en este caso de Chocó,

“Detonante genera y apoya a los emprendedores, creativos e innovadores del departamento. Vamos a seguir apoyando esta clase de proyectos en pro de la innovación, la creatividad y de la comunidad general”, expresó.

Una percepción similar tiene la ministra de Cultura, Carmén Inés Vásquez, quien cree que proyectos como Detonante hay que replicarlos en todo el país.

“Tenemos que hacerlo, porque además hay que recordar que el mandato del presidente Duque es que este es el Gobierno de los territorios y esa es la instrucción que hemos recibido todos los ministros y quienes hacemos parte de este gabinete. La directriz es volcarnos al territorio y seguramente por eso tenemos que ampliar este programa a otros departamentos y hacer unas rutas de acompañamiento o llegada a las poblaciones”, manifestó.

La Ministra considera que cuando las entidades del Gobierno, la empresa privada y los mandatarios locales llegan articulados tienen un mayor impacto en las comunidades.

“A través del Consejo Nacional de Economía Naranja, en el que participan siete ministerios y cinco entidades del orden nacional, lo que queremos hacer es acompañar a los emprendedores y ayudarlos a avanzar para que su idea de negocio cada vez más tenga mayores resultados y se vuelva una fuente de empleo que permita mejorar la calidad de vida de quienes allí laboran”, comentó la jefe de esa cartera.

Lanzan un nuevo programa

En el marco de la cuarta edición de Detonante, INNpulsa Colombia y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) realizaron el lanzamiento del programa Ruta del Emprendimiento Naranja.

“Es un programa de acompañamiento que vamos a tener para emprendimientos de todo el país, pero inicialmente con 10 industrias culturales y creativas que demuestren que están trabajando en ese renglón de la economía en la región. El Pnud nos va coadyuvar durante un año, haciéndoles acompañamiento técnico, pivote, transformación e inclusive inyectando capital para que los emprendimientos lleguen al siguiente nivel”, informó Andrés Felipe Raigosa, director de Mentalidad y Cultura de iNNpulsa.

Los jurados realizaron varias preguntas a los emprendedores antes de deliberar sobre el resultado. Foto: Mauricio Ochoa Suárez/Semana.

El directivo afirmó que esta hacía parte de las nuevas políticas de desarrollo de las industrias creativas y culturales.

“Vamos a hacer una réplica de este programa, pero todavía estamos diseñando cómo escalarlo a nivel nacional. Empezaremos en Quibdó y luego seguiremos en Leticia. Lo que necesitamos es organizarnos muy bien para determinar cuáles son las regiones que más impulso y más empuje necesitan, pero donde haya que hacerlo, lo haremos”, recalcó.

Puede leer: Los expertos que tendrán en sus manos definir el futuro del fracking en Colombia

Entre los requisitos para poder participar de estas convocatorias están: pertenecer a las industrias culturales y creativas; hacer un aporte definitivo al desarrollo social y cultural de la región; tener un equipo de trabajo; estar conformado legalmente; querer empujar una idea al siguiente nivel; tener la mentalidad y la cultura abierta para pivotar.

“Todo aquel que quiera desarrollar un emprendimiento de industria cultural y creativa en economía naranja, nunca va a ser mejor momento, que ahora. Nunca antes había sido tan fácil, bueno, chévere y se había contado con tantas oportunidades”, concluyó.