El más reciente operativo contra la tala indiscriminada se llevó a cabo en la zona de La Esmeralda, municipio de Tocancipá, Cundinamarca esta semana. En este sitio la Dirección Nacional de Carabineros incautó 150 metros cúbicos de madera listos para comercializar, dos camiones y motosierras, todo estos elementos avaluados en más de $170 millones de pesos.

De acuerdo con el Coronel Gustavo Hernando Moreno Miranda, Subdirector de Carabineros y Seguridad Rural, el delito imputado a las 10 personas capturadas en flagrancia es el de aprovechamiento ilícito de los recursos naturales renovables, según el Código Penal.

Entre lo incautado se encontraron 150 metros cúbicos de madera, entre las que estaba la especie cedro rosada, una de los maderables en peligro por la deforestación. Foto: Dirección Nacional de Carabineros.

Así mismo las autoridades identificaron la ubicación de seis puntos críticos de bosque que estaban siendo talados de manera indiscriminada, afectando varias fuentes hídricas con los consecuentes daños ambientales. Además, en el sector se encontró cedro rosado, una especie protegida, altamente amenazada por la deforestación.

Le puede interesar: CAR suspende actividades de 10 minas por no tener licencia ambiental

Dos camiones también fueron decomisados y que eran utilizados para transportar la madera de los bosques que venían siendo deforestados. Foto: Dirección Nacional de Carabineros.

Finalmente el oficial resaltó que los operativos se van a mantener dentro del Sistema Integrado de Seguridad Rural para proteger el capital natural del país, controlando estas actividades ilegales y puntualizó que el trabajo se viene haciendo en conjunto con entidades ambientales, Fiscalía General de la Nación y Fuerzas militares.