El oso andino, también conocido como oso de anteojos, fue encontrado descuartizado en una casa ubicada en la vereda Playas del Bojabá, entre la Pavita y Satocá, en jurisdicción del municipio de Saravena (Arauca). 

El atroz hallazgo, denunciado por labriegos de la zona, despertó el repudio y el rechazo de las autoridades. 

El ministro de Ambiente hizo un llamado a los colombianos a proteger las especies y a denunciar todos los delitos ambientales que pongan en riesgo la superviviencia de las mismas. 

Le sugerimos: El romance de dos águilas arpía que podría salvar la especie

“No podemos seguir repitiendo esas escenas, necesitamos incrementar las penas y la tipificación de este delito, ya que es un delito contra el patrimonio público, tal y como lo son los recursos naturales. Hacemos un llamado muy fuerte a la Fiscalía General de la Nación, al Ministerio de Justicia, a las fuerzas armadas y a la Policía, pues de manera conjunta tenemos que evitar que más asesinatos de esta índole se repitan", comentó Lozano. 

El funcionario elevó su voz de protesta como autoridad ambiental ante el cruel delito cometido contra otro oso de anteojos cuya hábitat era el Parque Nacional El Cocuy. 

Le recomendamos: El hospital de emergencias de la fauna silvestre

El oso fue hallado escuartizado en la casa de, al parcer, un indígena. Autoridades investigan. Foto: Noticias Fontecha.

Julia Miranda, directora de Parques Nacionales Naturales, rechazó enérgicamente este hecho.

"Esta es una especie emblemática de Colombia, que tiene una importante función en el páramo, ya que protege la flora y el agua", indicó. Según la funcionaria el oso fue asesinado sin ninguna justificación y con enorme crueldad.

Los campesinos que encontraron al animal también protestaron por el asesinato y pidieron a las autoridades adelantar las investigaciones correspondientes para castigar acciones que en sus palabras, amenazan la armonía en la región.

La directora de Parques aseguró que en Colombia ya existen antecedentes sobre el asesinato de esta especie en peligro de extinción.

"Los han matado cruelmente, los han torturado. Toda la ciudadanía tiene que rechazar un acto como ese. El oso de anteojos es un animal indefenso, que no ataca, que es típico de Colombia y la región andina", apuntó.

Puede leer: Un zoológico de Egipto pintó a los burros para que parecieran cebras

Miranda informó que en la zona existen unos predios que pertenecen a la Gobernación de Arauca, los cuales fueron adquiridos para la protección del recurso hídrico.

"Allí en la casa de un indígena fue encontrado el animal", afirmó la Directora, quien pidió a las autoridades actuar lo antes posible y castigar al autor del crimen. "Pedimos que hayan unas sanciones ejemplarizantes", comentó.

Mientras el ministerio puso en marcha cinco líneas de acción para la conservación del animal, además se estableció una comisión conjunta entre Corporinoquia, la Gobernación de Arauca, la Alcaldía de Saravena, Parques Nacionales Naturales y la Fundación Lógico & Zoo que visitará el lugar donde fue encontrado el cuerpo de la especie.