Micos, conejos, perros, ratones, aves y conejillos de indias o cobayas son los animales más usados por las industrias cosméticas y farmacológicas en Colombia para realizar los diferentes ensayos de sus productos. 

Así lo dio a conocer el representante a la Cámara, Juan Carlos Losada, quien junto a diferentes entidades en defensa de los derechos de las especies, vienen promoviendo el proyecto de ley que prohibiría el testeo cosmético en animales en Colombia. 

La iniciativa, que fue aprobada este martes en primer debate en la comisión quinta de la Cámara, busca además prohibir la importación de productos cuyas pruebas se hayan desarrollado en animales. 

Puede leer: ¿Quién piensa en los animales callejeros? El proyecto de ley que busca garantizarles atención

"En China, de donde nos traen muchísimos productos cosmetológicos, es obligatorio el testeo de animales. Esos productos terminan convirtiéndose, de alguna manera, en una competencia desleal con la propia industria nacional y por eso los gremios están con nosotros en esta iniciativa, pues de esta manera le pondremos también una talanquera a esta clase de productos", apuntó. 

El congresista afirmó esta medida podría no solo tener un impacto local, sino regional, pues Colombia se constituiría en el primer país de Latinoamérica en implementar esta normatividad. 

"Por lo general en estos temas las legislaciones de América Latina, pero sobre todo de la región andina, tienden a equipararse", expresó Losada, quien le augura un éxito legislativo a este proyecto. 

Le sugerimos: Animales atropellados: un reto para la expansión de carreteras en Colombia

"Todos los partidos se encuentran rodeando esta iniciativa, pero además yo creo que el Congreso cada vez es más consciente en términos de bienestar y la protección animal", dijo. 

Losada indicó que en Colombia los animales son usados para adelantar pruebas de lápiz labiales, bases de maquillaje, pestañinas y sobras de ojos, que terminan generándoles irritaciones y, en muchos casos, graves problemas oculares.  

"Este proyecto fue concertado con la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), al igual que con los ministerios de Salud y Comercio Exterior, por lo que no creo que vaya a tener mayores resistencias", agregó. 

Ahora a esta iniciativa, que fue presentada el 29 de agosto de 2018, le restan por surtir otros tres debates, antes de convertirse en ley.