Jeff Bezos, el fundador de la multinacional Amazon y en este momento el hombre más rico del mundo, anunció que donará 10.000 millones de dólares para ayudar en la lucha contra el cambio climático. En su cuenta de Instagram, en la que tiene 1,4 millones de seguidores, el magnate del comercio electrónico, indicó que este dinero será entregado a activitas, científicos y organizaciones no gubernamentales, para ayudar a proteger y preservar el planeta. 

Para el multimillonario, el cambio climático es la mayor amenaza a la que se enfrenta el mundo y por ello manifestó su interés de trabajar junto a otros para ampliar las maneras conocidas y también para explorar nuevas formas de combatir el impacto devastador que registra el clima.

Le recomendamos:  2019: el año en que el mundo abrió los ojos ante la emergencia climática

Esta iniciativa global denominada Bezos Earth Fund apunta a trabajar en la adopción de medidas colectivas de grandes y pequeñas empresas, naciones, estados, organizaciones globales e individuos particulares. 

Bezos, quien posee un patrimonio de 130.000 millones de dólares y recientemente compró la mansión más cara de Los Ángeles, dijo que "la Tierra es lo único que todos tenemos en común. Protejámosla juntos".

Le sugerimos: Estos son los 15 países que más CO2 emitieron en los últimos 20 años

El magnate estadounidense ya ha realizado inversiones en Breakthrough Energy Ventures, un fondo que tiene como objetivo financiar el desarrollo de tecnologías que puedan mitigar el cambio climático, así como reducir el uso de combustibles fósiles y las emisiones de carbono en industrias que incluyen la generación de energía, la producción de alimentos y la fabricación.

Según se conoció, los recursos que destinará Bezos a su nueva iniciativa provienen de su riqueza personal y no tienen nada que ver con otra Fundación que él estableció hace algún tiempo. 

Su compañía de mensajería ha sido criticada por el impacto ambiental que genera con su negocio de envíos, pero Bezos anunció el año pasado que trabajaría para que su compañía fuera neutra en emisiones de carbono para el año 2040, y que compraría 100.000 vehículos eléctricos para el reparto de paquetería.