Como "cruel y bárbara" califica el empresario y filántropo británico Michel Ashcroft, la industria de los leones criados en cautiverio en Sudáfrica. 

En su investigación, plasmada en el libro Juego injusto: una exposición de la industria de los leones criados en cautiverio en SudáfricaAshcroft denuncia que se estarían criando 12.000 leones para ser cazados por turistas o, incluso, para comerciar con sus huesos. Así lo dio a conocer el diario británico Daily Mail, que destacó el hecho de que en cautiverio existirían el triple de los animales que están en libertad. 

Le sugerimos: Júpiter: la tragedia del ‘rey león‘ colombiano

"No es exagerado decir que el abuso de los leones en Sudáfrica se convirtió en una industria. Miles son criados en granjas cada año. Son arrancados de sus madres y se usan como peones en el sector turístico. Su destino es que se los mate en una cacería o hacerse con sus huesos y otras partes del cuerpo, que se consideran de gran valor en e l mercado medicinal asiático", dice Ashcroft en su libro.

Este filántropo también sostiene que los leones son obligados a vivir en lugares pequeños, en condiciones higiénicas lamentables y, por si fuera poco, son mal alimentados. Adicionalmente, sostiene que antes de la "cacería enlatada", como denomina esta actividad, los animales son sedados o golpeados para que la captura y su muerte sea más fácil para los despiadados turistas, quienes pagan grandes sumas de dinero por ejercer esta práctica.


Los leones son criados en lugares pequeños, en condiciones higiénicas lamentables y mal alimentados. Foto ilustración: Pixabay. 

Pero esta cruenta historia tiene una faceta adicional y no menos aterradora. Tras haber realizado dos trabajos encubiertos para recopilar la suficiente evidencia y poder así escribir su obra, Ashcroft descubrió el mercado negro que existe en torno a la comercialización de los huesos del león

El británico señala en su libro que una carcasa de león puede costar miles de dólares y que esos huesos son muy apetecidos en el extremo oriente, donde se utilizan como medicina y afrodisíaco.

Le recomendamos: EN VIDEO: Turista despierta la furia de un león por tratar de acariciarlo

Ante este panorama, Ashcroft emprendió una campaña para prohibir la cría de leones en cautiverio en Sudáfrica. Para tal fin, donará las ganancias que logre obtener de la venta de su libro. 

El león es el mamífero depredador más poderoso de África. Su promedio de vida es de 10 a 14 años en libertad. Puede alcanzar una velocidad de 80 kilómetros por horas y a pesar hasta 250 kilos el macho adulto. Actualmente está catalogado como una especie vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, mientras que la subespecie asiática se encuentra en peligro crítico. 

La pérdida de su hábitat y la caza furtiva e indiscriminada son las principales amenazas para la especie