Cerca de 250 unidades de producción minera ilegales han sido destruidas este año por tropas de la Séptima División del Ejército Nacional en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Chocó.

Esta cifra da cuenta que ni la emergencia sanitaria originada por el coronavirus ha logrado frenar a la intervención de ecosistemas naturales en el país para la realización de esta práctica. 

El último golpe contra este flagelo lo propinaron soldados del Ejército Nacional, en un trabajo coordinado con la Policía Nacional, en municipio de San Carlos (Antioquia). Los uniformados arribaron hasta la vereda San Inés en donde encontraron una mina ilegal a cielo abierto que impactó negativamente, por lo menos, dos hectáreas de la zona. 

Las autoridades estiman que recuperar ambientalmente el lugar podría tener un costo de 200 millones de pesos, aproximadamente. 

Le sugerimos: Minería ilegal: estudio revela la peor devastación en la historia de la Amazonía

Durante el operativo, enmarcado en la Operación Artemisa, fueron destruidos e incautados dos motores, una motobomba, un sistema de seguridad de cámaras en video, maquinaria y elementos para la explotación ilícita de yacimientos mineros. El material estaría avaluado en más de 1.000 millones de pesos.


La maquinaria y material encontrado en el complejo minero ilegal estaría avaluado en más de 1.000 millones de pesos. Foto: Ejército Nacional. 

Desde el Ejército Nacional informaron que esta estructura pertenecería a delincuencia común al servicio de los grupos armados organizados que generaba más de 510 millones de pesos mensuales de ingresos. 

Le puede interesar: Destruyen gigantesco complejo de minería ilegal en Putumayo

Tres individuos fueron capturados durante la operación, los cuales fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes por el delito de explotación ilícita de yacimientos mineros.


Durante el operativo fueron detenidos tres hombres que fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes. Foto: Ejército Nacional. 

El Ejército informó que las operaciones militares continuarán realizándose de manera permanente en los municipios del oriente antioqueño, con el objetivo de seguir afectando las estructuras logísticas y criminales de los grupos armados organizados y delincuenciales que delinquen en esta región del país.