La extracción ilícita de minerales no para en diferentes regiones del país, pese a las restricciones existentes de movilidad para controlar la pandemia del coronavirus. 

Su nocivo impacto ambiental, por tanto, tampoco da tregua. Un ejemplo de su implacable efecto sobre el medioambiente fue el que encontraron en las últimas horas tropas del Batallón de Artillería Nº. 27, de la Vigésima Séptima Brigada del Ejército Nacional, en la vereda conocida como Las Minas, del corregimiento de Puerto Umbría, en el municipio de Villagarzón (Putumayo). 

Le sugerimos: Minería ilegal sigue contaminando a Dabeiba durante la cuarentena

Allí no solo resultaron afectadas cerca de 30 hectáreas de vegetación nativa por cuenta de una mina de oro a cielo abierto, sino además una quebrada, la cual -según las autoridades- prácticamente desapareció. 


Varias fuentes hídricas resultaron contaminadas como resultado de la explotación ilegal de oro. Foto: Ejército Nacional. 

Aseguraron, además, que la restauración de esa zona con la flora y la fauna original podría tardar entre 10 y 30 años, así como la descontaminación de las cuencas hídricas afectadas. Advirtieron que el costo de la recuperación ambiental estaría por el orden de los 500 millones de pesos, aproximadamente. 

Le recomendamos: Destruyen mina ilegal del Clan del Golfo en Antioquia

Durante el operativo, coordinado con el departamento de Policía del Putumayo, fue incautada y destruida de manera controlada la maquinaria que era utilizada para la explotación ilícita del oro. Se trató de dos motores, 16 motobombas y otros elementos.


Motobombas, motores y otros elementos usados para la extracción ilícita del oro fueron destruidos de manera controlada por las autoridades. Foto: Ejército Nacional.  

Adicionalmente, fueron capturadas en flagrancia nueve personas que fueron puestas a disposición de las autoridades competentes por los delitos de contaminación ambiental y explotación ilícita de yacimientos mineros.

Le puede interesar: La minería ilegal no baja la guardia en Antioquia durante la cuarentena

Según las autoridades, la mina estaba al servicio del Grupo Armado Organizado Residual (GAOR), Estructura Primera y, con el operativo se da un duro golpe a las finanzas de esta estructura criminal. 

Desde el Ejército informaron que continuarán realizando operativos en los municipios del Putumayo, con el objetivo de seguir afectando las estructuras logísticas y criminales de los grupos armados organizados que delinquen en esta región del país y que causan un fuerte impacto ambiental a los ecosistemas estratégicos del departamento.