La Sierra Nevada de Santa Marta sigue ardiendo. Desde el pasado viernes 20 de marzo y hasta la fecha se han registrado varios incendios consecutivos en la vía que va del sector de La Tigrera hasta el corregimiento de Minca. 

Varios focos ya habían sido controlados y liquidados por el Cuerpo de Bomberos de Santa Marta, la Defensa Civil Regional Magdalena, la Oficina de Gestión del Riesgo Distrital y la Fuerza Aérea. Sin embargo, desde el pasado jueves 26 de marzo se registra otro incendio, de nuevo en sector La Tigrera, vereda Jamonacal, en el sitio conocido como la Piedra del Indio. 

Las quemas irregulares que adelantan los campesinos para prepara tierras para cultivos podrían ser, según los organismos de socorro que hacen presencia en la zona, la principal causa de estas emergencias. 

Le sugerimos: Incendios en Colombia prenden un nuevo debate

“Las personas de la comunidad nos comentan que esta situación se debe a quemas controladas que están prohibidas en Colombia. La gente insiste en seguir haciendo eso y lo que termina es causando grandes incendios forestales", comentó Ricardo Chahín, capitán de Bomberos de Santa Marta, quien espera que las autoriades competentes investiguen y sancionen a los dueños de las fincas que originan estas emergencias. 

El capitán informó que ya fue instalada una sala de crisis, en la que participan 68 personas para atacar esos incendios en dos frentes. "Los incendios llevan tres días y son de gran magnitud. Ya se están haciendo las gestiones con la fuerza aérea para que nos brinden el apoyo con helicóptero porque hay zonas escabrosas a las que el personal no puede llegar”, informó Chahín. 

Adicionalmente se registra otro incendio en la zona de Altos de Don Jaca, el cual también está siendo atendido por organismos de socorro del norte del Magdalena.

Karlotz Omaña, director de la Defensa Civil del Magdalena, sostuvo, por su parte, que ambos incendios están siendo controlados por 20 voluntarios, un carrotanque y un camión, en apoyo a los bomberos. 

En la mañana de este domingo fue confirmado el apoyo por parte del Ejército para sofocar las llamas con la ayuda de bomberos. Según la entidad, al menos 40 soldados del Batallón de Alta Montaña 6 apoyan al Cuerpo de Bomberos y otras autoridades para atender la emergencia que se presenta en el sector.

"Las tropas se desplazaron hasta el sector de Tigrera con el fin de controlar los ocho focos activos. Con el apoyo de todas las entidades, se logró evitar la expansión y ahora trabajan en la mitigación de las llamas que consumen una gran cantidad de hectáreas, número aún por determinar. La Fuerza Área hace el reconocimiento de los puntos afectados. Hacemos un llamado a los ciudadanos para que eviten la realización de quemas en zonas forestales, como medida importante para contrarrestar este tipo de emergencias", dijo el Ejército. 


Al menos 40 soldados del Batallón de Alta Montaña N.°6, apoyan en tierra a la Defensa Civil y el Cuerpo de Bomberos de Santa Marta en la extinción de las llamas. Foto: Ejército Nacional.  

Entre tanto, Lourdes Peña del Valle, comandante del Cuerpo de Bomberos de Ciénaga, aseguró que hacía falta mano dura, pues -según ella- la resolución que expidió la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag) no es suficiente. Considera que cuando uno solo de los dueños de las fincas sea capturado y reciba sanciones ejemplarizantes, todo esta situación podría cambiar. 

Exigen acciones inmediatas 

Ante este panorama, varias organizaciones sociales y ambientales del territorio de Minca enviaron un comunicado conjunto en el que exigeron una acción de salvaguarda para la población de manera inmediata por parte de las autoridades territoriales y ambientales, en cabeza del gobierno nacional, el Ministerio de Ambiente, la Gobernación de Magdalena, la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos y Desastres, y la Fuerzas Militares con el fin de garantizar el control inmediato del fuego, a través del envío de helicópteros especializados. 

Reclaman la protección integral al territorio, así como el derecho a la vida y a un ambiente sano para las comunidades que lo habitan, especialmente en el marco de la emergencia nacional que se viene registrando por el coronavirus. 

Le recomendamos: Voraz incendio amenaza área protegida en Boyacá

"Hasta el momento no se tiene la claridad sobre la extensión geográfica de la conflagración, la fauna y la flora afectada ni la cantidad de hectáreas de bosque seco que ha arrasado el incendio que sigue incrementándose y que tiene en alerta a los pobladores, quienes, tras enormes esfuerzos y movilizaciones civiles, no han logrado encontrar una solución. La única forma de control en el momento es por presencia de helicóptero de atención de emergencias", indicaron en el comunicado. 

El documento fue firmado, entre otras organizaciones, por la Asociación de mujeres campesinas, negras e indígenas de Colombia (ANMUCIC Magdalena), el Grupo Motor PDET Santa Marta, la Red Nacional del Agua de Colombia, la Fundación Casa de la Mujer Nelly Bernal Mejía, Reserva Natural Sol de Minca, la Asociación Colombiana de Ingenieros Pesqueros, la Asociación de Usuarios de Agua de Minca, la red Internacional de Amigos por el Ambiente y Minca Pura Sin Basura.