A partir del primero de enero de 2020, los plásticos de un solo uso y el icopor no se podrán utilizar en Jamaica, Belice, Barbados, Dominica, Granada, Trinidad y Tobago y Bahamas. 

Buscan evitar la degradación de las costas y el lecho marino por cuenta de la contaminación. Y es que la región Caribe es la que más contamina per capita en el mundo. Las estadísticas así lo demuestran. Estudios señalan que de los 30 principales contaminadores mundiales con este tipo de plásticos, 10 se encuentran situados en esa región. 

El Banco Mundial indicó que más de 300.000 toneladas de residuos de plástico en el Caribe no son recogidas cada año, debido a la mala disposición que a estos utensilios le da la comunidad que reside en la zona. 

Le puede interesar: El paraíso turístico en el que hay 7 veces más plástico que peces

Solo una persona que habita en Trinidad y Tobago produce 1,5 kilogramos de residuos plásticos al día y se estima que cerca de un cuarto de kilo de esa cifra termina en las costas de esa nación. 

El Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente informó que más de cuatro millones de desechos de plástico fueron recogidos en áreas costeras del Caribe entre 2006 y 2012. 

Le recomendamos: Colombia da un paso hacia la prohibición de los plásticos de un solo uso

Pero esta es una problemática que no solo compromete al medioambiente, también la economía de esa región se ve afectada por la contaminación del mar con el plástico, pues cerca de 200.000 personas dependen de los empleos directos que genera el área costera. Allí, por ejemplo, el buceo deja millonarios dividendos.  

"El primero de enero representa una fecha importante en la lucha contra la contaminación plástica que afecta no solo a Jamaica, sino al mundo entero", indicó Daryl Vaz, ministro de Economía y Empleo de ese país.