Nuevos recursos recibió el Gobierno nacional para apoyar la restauración y recuperación de la Ciénaga Grande de Santa Marta. La Unión Europea aportará 6 millones de dólares provenientes del programa Herencia Colombia, para ayudar en el restablecimiento de este ecosistema, uno de los más importantes en materia de humedales en el país.

Al finalizar la Comisión de Ordenamiento Territorial (COT), organizada por el Senado de la República en esa región del país, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, informó que con estos dineros el objetivo es apoyar a las comunidades en el trabajo de sostenibilidad y en la implementación de proyectos productivos.

“Vamos poco a poco cumpliendo el plan de acción y esperamos en el mes de febrero volver con la Comisión para presentar los estudios que se hicieron por parte de la autoridad hidrológica y de costas y mares, y así avanzar en el ejercicio del plan de manejo de la Ciénaga”, afirmó Lozano.

Recordó, además, que la prioridad es la conservación y restauración de la Ciénaga, ecosistema Ramsar y que se encuentra en la lista Montreux (Lista de Humedales de Importancia Internacional), por lo tanto, se deben cumplir las condiciones para reducir su vulnerabilidad.

No son menores las problemáticas que enfrenta esta Ciénaga. En el marco de la COT, el senador Efraín Cepeda, hizo un recuento de lo que ha venido haciendo la Comisión en procura de encontrar soluciones que permitan la recuperación de este ecosistema. 

Le recomendamos: La lenta agonía de la Ciénaga Grande de Santa Marta

Dijo, por ejemplo, que en 2016 fue citado el primer debate de la misma para realizar un análisis del desastre ambiental que ha generado gran mortandad de peces y causado un grave impacto ecosistémico. En ese momento se logró la creación del Comité de Coordinación para la Gestión Integral de la Ciénaga, por parte de Minambiente. En 2017, a través de dos debates, lograron el reconocimiento de las recomendaciones de la Convención Ramsar, para incluir a la Ciénaga Grande en el Registro Montreux.

Para Cepeda, este ecosistema ha sido víctima de los abusos cometidos por dueños de fincas que desvían el agua del río Aracataca, que desciende de la Sierra Nevada, lo que genera que los pobladores de la Ciénaga mueran de hambre, mientras ellos riegan gratis sus predios. Esta es una situación a la que es necesario ponerle fin, expresó el parlamentario.

Frente a este tema, la bióloga Sandra Vilardy, quien también participó de la Comisión, consideró que este ecosistema necesita las mejores capacidades técnicas y científicas de los hidrólogos y ecohidrología pues, a su juicio, no puede ser un tema para seguir subcontratando. "Necesitamos insumos para sugerir el mantenimiento de los canales y garantizar la conectividad ecohidrológica", indicó.

Recordó que la Ciénaga incluye muchos tipos de humedales, entre ellos, lagunas costeras, caños, ciénagas, pantanos asociados a la planicie de inundación y salitrales que forman el delta actual y reciente del río Magdalena. 

Manifiestó, a través de su cuenta de Twitter, que a pesar de su situación y de estar designada como Humedal de Importancia Internacional desde 1998, esta ciénaga no ha tenido un Plan de Manejo Adoptado y, por lo tanto, no hay un instrumento de gestión acorde con la Convencion Ramsar y la Ley 357 de 1997.

Planes en marcha

Ante este panorama y al hacer el anuncio de los recursos, el Ministro dijo que el ejecutivo viene trabajando en un plan estructurado desde diferentes frentes, el cual se pretende desarrollar con las autoridades locales. Uno de los puntos es el fortalecimiento de la gobernanza local, buscando acuerdos entre entidades públicas nacionales y regionales, sector privado, sociedad civil y academia, para la protección de la Ciénaga. 

Le sugerimos: Salvavidas para la Ciénaga Grande de Santa Marta

Otra de las apuestas es restaurar los ecosistemas a través del desarrollo económico local sostenible, que incluye el fortalecimiento de cadenas locales de valor con productos como cafés especiales, miel, banano, forestales, pesca y turismo, vinculándolas a mercados nacionales e internacionales que valorizan la conservación ambiental.

Por último, el objetivo es promover campañas de educación ambiental con actores locales, sector privado y público en temas de cambio climático y uso sostenible de la biodiversidad. En este sentido, el Ministro invitó a la comunidad a reforestar y a continuar participando en actividades para incrementar los corredores verdes, así como usar métodos de movilidad más limpia.

Son diversas los problemas que aquejan a este gran complejo de humedales. La ganadería, la agricultura y las obras de infraestructura son tres de las actividades que lo ponen en riesgo.