Cementeras, embotelladoras, empresas mineras de carbón y caliza, trituradoras, iniciativas turísticas y pequeños emprendimientos, con personería jurídica, hacen parte de las firmas que atendieron la propuesta de la Corporación Auntónoma Regional de Boyacá (Corpoboyacá) de inscribirse en el programa Compas (Compromiso con la Productividad Ambientalmente Sostenible).

La iniciativa surgió de Ricardo López Ducely, director de esa entidad que ejerce como autoridad ambiental en 87 de los 123 municipios de Boyacá. El funcionario y la Corporación son los encargados de vigilar si los empresarios están acatando o no las normas que regulan las emisiones al aire o al agua, si se está haciendo una adecuada disposición de los residuos sólidos o peligrosos, o se está cumpliendo con los planes de manejo ambiental.

Le puede interesar: Tráfico de animales silvestres: un delito que crece ante la indiferencia ciudadana

A la par con estas tareas, que hacen parte de la misión y de las obligaciones de la entidad, se han impulsado iniciativas orientadas a que los empresarios grandes y pequeños adopten los principios de la producción sostenible.

Una de estas se materializó en la Industria Alfarera Verde de Sogamoso (Inalversog), un emprendimiento comunitario que logró reunir a alfareros tradicionales con el propósito de implementar tecnologías limpias en las diferentes etapas de producción de teja, ladrillo y bloque. Hoy Inalversog es modelo nacional en la preparación de materia prima para la construcción.

Ejemplo a seguir

A partir del resultado alcanzado con esta empresa alfarera, Corpoboyacá decidió en 2018 poner en marcha el programa Compromiso con la Productividad Ambientalmente Sostenible (Compas).

Alfredo Daccarett, su coordinador, recordó que en 2013 la Corporación les prohibió a estos productores artesanales continuar con su actividad por el impacto que generaban a la calidad del aire del Valle de Sogamoso. Sin embargo, de la mano con la restricción, se les acompañó en la fase de reconversión. Su decisión y la determinación de los alfareros asociados ha incidido positivamente en la reducción de los niveles de polución en esta zona del departamento. 

Etapas del programa Compas

El programa Compas incluye capacitaciones y asesorías técnicas para los empresarios. Foto: prensa Corpoboyacá. 

Daccarret explicó que el programa Compas convocó a empresas de Tunja, Duitama y Sogamoso para que antes del 9 de noviembre se inscribieran en la primera fase, a través de la cual se asesora a 40 compañías, que por el tipo de actividad que desarrollan generan impacto sobre los recursos naturales.

Los dineros invertidos en esta versión del programa Compas ascienden a 277 millones de pesos, aportados en su totalidad por Corpoboyacá. Por su inscripción, los empresarios no tienen que pagar un solo peso.   

Le recomendamos: Después de tres días el incendio forestal de Cómbita pudo ser controlado

La Corporación, por medio de la empresa Ecoeficiencia, brinda asesoría técnica para la implementación de los cambios que deban hacer. Esta se da a través de sesiones personalizadas y de un curso virtual con el que además se contribuye a la reducción de la huella de carbono. Como el personal capacitado puede hacerlo desde su lugar de trabajo o residencia, no se incurre en el consumo de combustible. De esa forma se minimiza el impacto al medio ambiente.

El Compas incluye una propuesta lúdica que está a cargo de la Fundación Cóndor. Con obras de teatro y talleres de educación ambiental dirigidos a los trabajadores, se promueven hábitos responsables como el ahorro de agua y energía, así como la reducción de empaques en el hogar, en la oficina y en el vecindario.

Puede leer: Colombia, a punto de arder

“El proceso de acompañamiento a las empresas se ejecuta durante un año e incluye la formulación de un plan de mejoramiento para que cada una lo pueda ejecutar de acuerdo con sus capacidades”, explicó Daccarett, quien detalló que luego de la evaluación de los resultados la Corporación otorga un reconocimiento y, a partir, de allí comienza un proceso de mejora continua.

A esta fase se suma que las empresas participantes entran a formar parte del Club Compas, una especie de asociación de egresados ilustres con los cuales además, se conforma un directorio que en el futuro puede generar importantes oportunidades de negocio.