Ante el aislamiento obligatorio para prevenir el contagio por el coronavirus, los zoológicos del mundo han tenido que cerrar sus puertas y no solo emprender campañas de donación de alimentos y medicamentos veterinarios para poder atender a los animales que allí se encuentran. Sus cuidadores también han tenido que adelantar una serie de actividades extras para que las diferentes especies no se estresen y adquieran otra serie de actividades. 

"Los visitantes son el entretenimiento de los animales, es como si a nosotros nos quitaran la televisión de casa", indicó Tobias Rahde, vocero del zoológico de Berlín a DW, quien agregó que las especies que más notan la ausencia de los visitantes son las más inteligentes como, por ejemplo, los monos y los papagayos. 

Le puede interesar: En imágenes: zoológico de Boyacá necesita ayuda para alimentar a cerca de 1.000 animales

"Extrañan mucho la falta de estímulos", sostuvo y esa situación es un riesgo para la salud de los animales en cautiverio, ya que, según algunos estudios, la falta de estímulos, sumada a la falta de libertad y la escasez de espacios puede generar comportamientos anómalos como desplazamientos compulsivos o constantes movimientos de la cabeza

Por estos días muchos cuidadores hacen horas extras para mantener a los animales de buen humor con raciones extras. La mayoría de animales que habita en los zoológicos fueron recuperados de las manos de traficantes de fauna o han sido recuperados por las autoridades ambientales de lugares como los circos, donde eran maltratados o tenidos irregularmente. 

Relacionados

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com