El desempleo es una de las principales consecuencias que ha dejado la pandemia del coronavirus en el mundo. Las restricciones en la industria, el comercio y el transporte adoptadas por los gobiernos para contener el contagio han conllevado a muchas empresas a prescindir de los servicios de sus empleados, mientras que otras se han visto obligadas a cerrar. 

Uno de los sectores más golpeados en Colombia y el mundo ha sido el de la construcción, pues la mayoría de personas que trabajan en este renglón son independientes y viven de pequeños contratos con particulares.  

Le sugerimos: Pretenden sembrar 5 millones de árboles en dos días

Para amainar los efectos generados por esta crisis, el gobierno de Pakistán ideó una novedosa y replicable estrategia que no solo permite ayudar a salir adelante a los trabajadores de la construcción, sino que además contribuye al medioambiente. 


En Colombia el gobierno plantea sembrar 180 millones de árboles de aquí al 2022. Foto: archivo/Semana. 

En ese país asiático le están pagando a los denominados "maestros de obra" que se quedaron sin trabajo para que siembren árboles en medio de la pandemia producida por la covid-19.

El Foro Económico Mundial dio a conocer por medio de un video que a los trabajadores se les pagan tres dólares al día por plantar esquejes o fragmentos de tallo de diferentes especies de plantas. Es dinero es suficiente en ese país para que los obreros mantengan a sus familias y contribuyan, de paso, a mantener dinámica la economía al requerir productos y servicios. 

Según el fondo, gracias a esa iniciativa se han creado "decenas de miles de nuevos trabajos en la selva", al plantarse filas de pequeñas plantas de semillero que luego se espera que se conviertan en enormes bosques.  

Para tal fin el gobierno de ese país ha ido levantando paulatinamente las restricciones de cierre para permitir que el trabajo continúe, manteniendo, eso sí, todas las medidas sanitarias del caso. Todos los trabajadores, por ejemplo, deben portar máscaras y mantener el distanciamiento social.  

Pero esta no es una medida improvisada, ya que hace parte del plan quinquenal que se planteó Pakistán para plantar 10.000 millones de árboles y el cual fue lanzado por el primer ministro Imram Khan Niazi en 2018 para ayudar a hacer frente a los efectos del cambio climático. Y es que ese país se ha visto fuertemente afectado por el aumento de las temperaturas, las inundaciones y la sequía, todo ello vinculado por los científicos con el calentamiento global. 

Le puede interesar: En 2020 habrá 85 millones de árboles sembrados, casi la mitad de la meta del Gobierno: Duque

Basados en los argumentos de investigadores y ambientalistas, en Pakistán creen que la reforestación puede ayudar a mitigar la crisis climática, teniendo en cuenta que los árboles pueden reducir el riesgo de las inundaciones y proteger el erosionado paisaje de Pakistán, mientras se libera oxígeno a la atmósfera. 

En Colombia el gobierno del presidente Iván Duque tiene proyectado sembrar 180 millones de árboles de aquí al 2022. Para lograrlo podría emprender estrategias como la adoptada en este país asiático.