* Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.

Las alianzas son fundamentales para lograr grandes impactos en el medio ambiente. Es por eso que el Banco de Bogotá le ha apostado a este tipo de estrategias para proteger el planeta. 

Este miércoles, en el webinar Acciones por el Planeta, el banco presentó sus iniciativas para preservar el medio ambiente y los aliados estratégicos que participan en ellas. 

Puede leer: Cuatro animales emblemáticos amenazados por la contaminación

El Grupo Río Bogotá, por ejemplo, es una de las alianzas que este año conformó la entidad financiera junto con la Fundación Semana, la Fundación Coca Cola y Ptar Salitre. 

El objetivo es claro para cada uno de estos aliados: trabajar por la recuperación del río Bogotá. El grupo busca concientizar a las generaciones futuras y actuales para darle la cara al río Bogotá, poner el tema en la agenda a través de contenidos periodísticos, foros y eventos educativos que den cuenta de la historia del afluente, su riqueza ecosistémica y las iniciativas que ya existen para salvarlo. 

“Este tipo de cambios no se logran solo con ejecutar megaproyectos, sino que es importante crear estas alianzas para poner en la agenda nacional la importancia del río. Queremos dejar una huella y concientizar sobre los beneficios que tiene a nivel mundial el agua”, explicó Gloria Giraldo Laverde, gerente general del consorcio Ptar Salitre.  

Para continuar su compromiso con el río, el Banco de Bogotá anunció el lanzamiento de un novedoso proyecto para generar conciencia sobre la cantidad de residuos que van a parar a este cuerpo de agua. Tanto así que los objetos que lanzan los ciudadanos al cuerpo de agua alcanzan para amoblar un apartamento o incluso un condominio entero. 

El río Bogotá recibe 270 toneladas de basura mensualmente. Foto: Banco de Bogotá

Microondas, sofás, mesas, objetos de decoración, camas y electrodomésticos, son algunos ejemplos de lo que se puede encontrar en el río Bogotá.

Le recomendamos:  Cuáles son los afluentes de la cuenca baja que alimentan el río Bogotá

El segundo afluente más importante del país tiene un 97 por ciento de sus aguas contaminadas por las 270 toneladas de basura que son arrojadas mensualmente. Apartamentos El Río llega entonces con el objetivo de crear un impacto en las personas para que se abstengan de botar residuos a este cauce.

Las visitas presenciales estarán, por el momento, un mes. Pero los recorridos virtuales seguirán vigentes a través de la página web. Foto: Banco de Bogotá 

Para conocer este lugar, las personas pueden visitarlo presencialmente, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad. Y a su vez tendrán recorridos virtuales a través de www.apartamentoselrio.com en donde las personas no solo encontrarán imágenes del lugar sino todos los contenidos con información de expertos para promover el cuidado del río.

Microondas, sofás, mesas, objetos de decoración, camas y electrodomésticos, son algunos ejemplos de lo que se puede encontrar en el río Bogotá. Foto: Banco de Bogotá 

El Grupo Río Bogotá, sin embargo, no es la única alianza del Banco de Bogotá. El planeta hace parte fundamental de las perspectivas que abarcan su estrategia corporativa. 

“En primer lugar está nuestro compromiso con las personas, pues el banco quiere mejorar y contribuir a la mejora de la calidad de vida de los colombianos. En segundo lugar está la prosperidad, pues queremos aportar al desarrollo económico y social de las regiones. Y, en tercer lugar, está el cuidado del planeta con la ejecución de programas ecoeficientes y de restauración ecológica. Los negocios sostenibles y medioambientales son dos de los seis pilares de nuestra estrategia”, explicó Isabel Cristina Martinez Coral, vicepresidente de Sostenibilidad y Servicios Corporativos del Banco de Bogotá.

Le puede interesar: EN VIDEO: Bebés de aves convierten en guardería los humedales de Tocancipá

Alianzas con Natura y Saving the Amazon

A raíz de eso crearon los bonos verdes del banco. Un recurso con el que buscan financiar o refinanciar negocios con trasfondo ambiental. Estas son las categorías de proyectos que pueden aplicar para estos créditos: energías renovables, manejo de residuos y tratamiento del agua, eficiencia energética, transporte sostenible, uso de suelos, construcción e infraestructura sostenibles.

De acuerdo con Martínez, el monto emitido puede llegar hasta los 300.000 millones de pesos para sacar adelante estos negocios.

A su vez, el Banco de Bogotá emprendió un proyecto de reducción de energía en 2019, a través del cual instalaron paneles solares, transformación de sus oficinas bancarias con sello Leed, un plan integral de movilidad a través de un parqueadero sostenible en la dirección general de Bogotá para que los colaboradores accedan gratuitamente a las bicicletas, además de tener parqueaderos para carros eléctricos de colaboradores y ciudadanos.

Esta alianza, que opera con la Fundación Natura, también ha cosechado frutos en el compromiso ambiental. Desde 2015 se unieron para promover la Carrera Verde, un evento que reúne la salud, el deporte y el medio ambiente, pues por cada corredor siembran tres árboles, con el fin de reforestar o restaurar terrenos degradados. 

Desde 2015 han participado 41.750 corredores en la Carrera Verde. Por cada uno de ellos se siembran tres árboles. Foto: Fundación Natura.

El lema de la carrera es: eres uno con la naturaleza, e indica que el ser humano hace parte de la naturaleza y no debería existir el dualismo entre ambos”, explicó Clara Ligia Solano directora de la Fundación Natura, una organización que lleva 37 años trabajando a favor de la naturaleza en Colombia. 

Desde el inicio de esta alianza hasta el día de hoy han participado 41.750 corredores  y han sembrado 156.300 árboles. Una actividad en la que pueden participar corredores y voluntarios de todas las edades. 

Puede leer: ESPECIAL: Miles de aves tienen su santuario en mitad del río Bogotá

Gracias a esta alianza con Natura la entidad financiera creó el bosque Banco de Bogotá, ubicado en la reserva Encenillo, en Guasca, en donde han sembrado 22.500 árboles y en el que a final de año planean tener 29.300 en total. 

Una de sus más recientes alianzas es con Saving the Amazon, una organización que busca reforestar el Amazonas a través de la siembra de árboles. El compromiso del Banco con esta alianza es sembrar 2.500 árboles de aquí a final de año y generar cerca de 70 empleos para indígenas, quienes sembrarán y cuidarán los árboles nativos en zonas protegidas.

Bosques amazónicos. Foto: Archivo

“Las personas adoptan un árbol y las comunidades indígenas del Amazonas los siembran. De esta forma se les da un incentivo y apoyamos su cultura. Además, a través de un apalancamiento tecnológico, georeferenciamos los árboles, les tomamos una foto a cada árbol y así lo monitoreamos trimestralmente por tres años para ver que está creciendo bien”, explicó Daniel Gutierrez de Saving the Amazon. 

Con esta iniciativa la persona adopta un árbol, recibe fotos de dónde está ubicado e incluso puede ir a visitarlo. “Queremos ser una voz de transformación cultural. Hemos logrado trabajar con más de 30 comunidades y sembrado más de 70.000 árboles”, agregó.