Un llamado al presidente de la República, al gobernador del Amazonas y al alcalde de Leticia, hizo la Fundación Gaia Amazonas para que se adopten acciones prioritarias que permitan hacerle frente de la mejor forma a la grave situación que enfrenta la Amazonia por cuenta de la covid 19 y, en especial, el departamento del Amazonas. 

Gaia Amazonas le plantea al gobierno considerar la posibilidad de establecer toque de queda, extremar el control a la llegada de aeronaves de carga, cerrar puntos fronterizos y establecer un cerca epidemiológico departamental, con el fin de mitigar el impacto que la pandemia pueda ocasionar en esta región del país.

Francisco von Hildebrand, director y Martín von Hildebrand, presidente honorario de la Fundación, datallan en una carta la importancia que tiene para el país y la región la protección de las poblaciones indígenas que son altamente vulnerables y ejercen autoridad aproximadamente en el 83 por ciento de la jurisdicción del departamento.

Le recomendamos: Más de 191.000 familias indígenas están en riesgo de contagio por coronavirus: ONIC

Recomiendan que se trabaje de forma conjunta, en coordinación con los consejos y asociaciones de autoridades indígenas, con miras a minimizar la afectación del virus que ya ha infectado a 40 personas, desde el pasado 17 de abril, día en que se conoció el primer caso de contagio. 

De esta forma, la Fundación sugiere incrementar las condiciones que permitan establecer un cerco epidemiológico departamental con el fin de generar un aislamiento no solo de las personas asintomáticas o sospechosas sino que proteja a toda la sociedad. Para ello se requiere fortalecer el trabajo de la fuerza pública para hacer efectivo el cierre de la frontera tanto en Leticia, como en los puntos sobre los ríos Amazonas, Putumayo y Caquetá que conectan con Brasil y Perú. 

También plantean extremar las medidas de control para la llegada de vuelos de carga y pasajeros a sitios como La Pedrera, Tarapacá, Araracuara y La Chorrera, así como el ingreso fluvial por los ríos Caquetá y Putumayo.

De igual forma, consideran necesario que desde el gobierno nacional se priorice el apoyo al sistema de salud del departamento para que hospitales y centros y puestos de salud cuenten con las condiciones mínimas para enfrentar la crisis en Leticia y las emergencias en áreas no municipalizadas. 

Indígenas  del Amazonas. Foto: Juan Arredondo/Alianza ACT-PNN.

De igual forma, la Fundación les pide a las instituciones oficiales considerar el toque de queda como medida para contener la transmisión del virus desde los espacios urbanos y cabeceras hacia las comunidades indígenas en sus territorios. 

Otra de las peticiones es que entre la nación y los departamentos de Vaupés y Caquetá se tomen acciones conjuntas para garantizar a las comunidades indígenas el cumplimiento de las decisiones de sus autoridades respecto al cierre de sus territorios previendo la dotación de aquellos insumos requeridos para atender la emergencia.

Otro punto es darle prioridad a la implementación de las medidas exigidas y solicitadas por los consejos indígenas, asociaciones de autoridades indígenas y la Organización Nacional de Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana (OPIAC), en un comunidado emitido el pasado 25 de abril. 

Le sugerimos: Cerca de 90 indígenas embera del Chocó tienen síntomas de coronavirus según la ONIC

Importancia ancentral y cultural

Estos planteamientos los realizan luego de sustentar la importancia que tienen estas poblaciones no solo para el país sino para el planeta. "El departamento del Amazonas tiene el privilegio de ser el territorio de aproximadamente 24 pueblos indígenas de los 115 reconocidos oficialmente en Colombia. Su pervivencia física y cultural está íntimamente vinculada con la protección especial a los hombres y mujeres mayores que portan el conocimiento y han sido y son los responsables de su enseñanza a los más jóvenes. Los mayores se encuentran dentro de la población con mayor riesgo por la pandemia que actualmente afecta al mundo, al país y a Leticia", argumentaron.

Taitas indígenas. Foto: Ficamazonia

Para los directivos de la Fundación es claro que la conservacion de la Amazonia se fundamenta en la perviviencia integral de los pueblos indígenas y sus sistemas de conocimiento, los cuales han contribuido para definir las características ecológicas de la selva amazónica. Por esta razón, consideran que es con dichos pueblos con quienes se debe contar para conocer y comprender las complejidades de una región tan vital para el país y para el planeta. 

Teniendo en cuenta lo anterior, Gaia Amazonas considera que la pandemia implica graves implicaciones para los pueblos amazónicos dado el alto riesgo de desaparición física y cultural en que se encuentran tal como lo ha expresado la Corte Constitucional, por tal razón es necesario adecuar las medidas nacionales para que tengan pertinencia en el pueblo amazónico.

La preocupación no es menor, porque de acuerdo con la información del Instituto Nacional de Salud, con la aplicación de las medidas nacionales  de aislamiento se prevé que la semana pico de contagio se dará hacia el 9 de junio y para Leticia, la entidad estima que en ese momento se presentarán 6.211 casos sintomáticos, se necesitarán 423 camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), habrá 30.166 personas infectadas, 3.724 casos severos que requieren hospitalización, 1.260 casos críticos que requieren UCI y 307 personas fallecidas.

Lo más grave y preocupante es que según la información oficial, el departamento de Amazonas solo cuenta con 68 camas para hospitalización de las cuales 58 están situadas en Leticia, 8 camas de cuidados intermedios, todas en la capital del departamento y no hay capacidad de cuidados intensivos.  

Gaia Amazonas llama la atención sobre la gravedad del contexto regional, debido al creciente número de contagiados en Loreto, en Perú y el Estado de Amazonas en Brasil, por lo que se requieren medidad fronterizas estrictas para el control de la movilidad. La fundación se mostró presta a ayudar y apoyar con su experticia y conocimiento de la región y de las comunidades que allí habitan.