Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.

La imagen de grandes barcos llenos de basura circulando por las aguas, en busca de puertos en los cuales desembarcar todo el material contaminante, parecen salidas de una película postapocalíptica. Sin embargo, se trata de la realidad de un planeta que se está ahogando en desechos.

De acuerdo con un informe de la organización británica Verisk Maplecroft, publicado en 2019, en el mundo se producen más de 2,1 millones de toneladas de desechos cada año. De esta basura, 323 millones de toneladas son recicladas, lo que corresponde a tan solo al 16 por ciento.

Colombia no es ajena a esta realidad. De acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en el país se generan aproximadamente 12 millones de toneladas de basura al año. De estas, solo se recicla el 17 por ciento.

Por esta razón, resulta crucial hacer un manejo correcto de los residuos. Uno de los desechos que más genera preguntas y se encuentra en grandes cantidades en los hogares, son los medicamentosy sus empaques.

Las medicinas vencidas, parcialmente consumidas o expuestas a altas temperaturas, tanto de uso humano como veterinario, se consideran residuos peligrosos ya que afectan directamente a la salud y al medioambiente. Además, pueden ser falsificados o adulterados.

Por esto, la Secretaría Distrital de Ambiente señala que estos no deben ser depositados en las bolsas negras, blancas o verdes ni deben ser entregados de forma directa a los prestadores del servicio de aseo. Le contamos cómo manejar estos residuos:

Las envolturas

  • Los empaques de estos medicamentos, como las cajas de cartón, deben inutilizarse para que no sean falsificados o aprovechados con otros fines. Para hacer esto, se aconseja rayarlos con un marcador o lapicero.
  • No entregue estos medicamentos a otras personas.
  • Una vez haya separado todos los medicamentos que quiere reciclar, debe localizar los puntos de recolección dispuestos para estos residuos. 

¿Dónde depositarlos?

En Bogotá hay más de 500 puntos para la disposición de los medicamentos de uso humano y más de 30 para los de uso veterinario, de acuerdo con la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA). 

Según señala la entidad, estos “son gestionados por los programas posconsumo Punto Azul y Aprovet”. Estas corporaciones cumplen la función de “entregar dichos elementos a gestores autorizados para que realicen la correcta disposición final”. 

Corporación punto azul una iniciativa para la clasificación de medicamentos vencidosPuede consultar el listado de estos sitios en la página de la Secretaría de Ambiente o en los sitios web de los programas posconsumo. Foto: Asolcoldro. 

Le sugerimos: ¿Cómo evitar incendios en los ecosistemas de Bogotá en temporada seca?

La mayoría de los puntos de recolección se encuentran ubicados en droguerías, almacenes de cadena, centros comerciales, centros veterinarios y entidades públicas. 

Puede consultar el listado de estos lugares en la página de la Secretaría de Ambiente o en los sitios web de los programas posconsumo (www.puntoazul.com.co/ - www.aprovet.com/).

¿Qué implementos se deben reciclar?

  • Los envases de los medicamentos ya consumidos. 
  • Medicamentos vencidos. 
  • Medicamentos consumidos de forma parcial.

Gestión Posconsumo de Medicamentos Humanos - Corporación Punto Azul

Foto: Corporación Punto Azul. 

¿Cuáles no se deben depositar en estos puntos de recolección?

  • Radiografías
  • Agujas
  • Objetos cortopunzantes
  • Gafas
  • Termómetros
  • Algún tipo de prótesis
  • Productos de tipo sanitario como algodones 

Los cortopunzantes, un caso especial

Aquellos residuos que podrían causar heridas o transmitir enfermedades provocadas por microorganismos también deben ser manipulados con sumo cuidado. Estos son: agujas, jeringas y otros materiales que pueden afectarse en su estructura causando daños en quienes los manipulan. 

También: El cuco americano, un ave migratoria que llegó a los ecosistemas de Bogotá

  • Es necesario que al manipularlos, se realice un pertinente lavado de manos.
  • Si se trata de un objeto reutilizable, póngalo en un recipiente cerrado luego de usarlo.
  • Estos desechos no deben ser puestos en bolsas. Hay recipientes aprobados para el desecho de estos objetos, que generalmente se encuentran en farmacias o empresas de suministros médicos. 
  • Una vez utilizado el objeto, deséchelo en recipientes de paredes duras e imperforable. Si no cuenta con uno, busque un contenedor rígido para poder trasladarlo al contenedor correspondiente. 
  • Pregunte a su médico, clínica u hospital si puede llevar estos objetos cortantes al lugar para desecharlos.