Los perros continúan siendo víctimas de los ataques generados por el hombre. En esta oportunidad fueron tres caninos encontrados en malas condiciones por cuenta del maltrato al que han sido sometidos por cuenta de sus dueños o cuidadores.

Los tres casos se registraron en Bogotá, en donde las autoridades de protección animal acudieron a diferentes localidades para rescatarlos y ponerlos a salvo.  

La primera situación se presentó en el sector de Altos de Galicia, en la localidad de Ciudad Bolívar, hasta donde llegó el Grupo de Protección Ambiental y Ecológica, en apoyo al Instituto de Protección y Bienestar Animal, luego de haber recibido una denuncia por parte de la ciudadanía.

Le recomendamos: Investigan a soldado por lanzar un perro al vacío desde varios metros de altura

Una vez en el lugar, las autoridades lograron corroborar que un canino de raza pitbull, tenía indicios de haber sido golpeado en repetidas ocasiones y presentaba bajo estado anímico, por lo que de inmediato realizaron el rescate del animal para su protección y rehabilitación.

Este canino registraba signos de maltrato con una pata totalmente lastimada. Foto: Grupo de Protección Animal

En el sector de Candelaria, otro canino de la misma raza también evidenció señales de maltrato. Este animal presentaba una de sus extremidades traseras con fractura, al parecer ocasionada por golpes propinados por su propietario, además de varias laceraciones, las cuales fueron atendidas en un centro veterinario.

Le sugerimos: Dos perros fueron quemados con aceite y luego arrojados a la calle

De acuerdo con información dada a conocer por las autoridades, se dará inicio a un proceso administrativo contra el cuidador del animal.

El último caso se registró en la localidad de Ciudad Bolívar, donde las autoridades protectoras de animales lograron el rescate de un canino criollo, el cual fue hallado en un lamentable estado corporal, en grado de desnutrición y con laceraciones, producto de posible maltratto por parte de sus dueños.

Los tres caninos se encuentran bajo la protección de las entidades distritales y luego de su recuperación, se iniciará un proceso para determinar si son puestos en un proceso de adopción con el fin de que puedan tener un hogar en el que les brinden amor, los cuiden y los protejan.