Un gran susto se llevaron los habitantes del algunas zonas del Eje Cafetero, el pasado jueves. Durante varios minutos los residentes en Manizales, Villa María, Chinchiná y hasta Pereira, escucharon un extraño y aterrador sonido que los dejó perplejos, pues no sabían de dónde provenía, ni tampoco qué lo ocasionaba.

Muchos creyeron que se trataba de una explosión y rápidamente el centro de emergencias de la capital caldense comenzó a recibir numerosas llamadas que daban cuenta de lo acontecido. A través de redes sociales las personas de la región también se manifestaron y dejaron en evidencia la angustiosa experiencia.

Le recomendamos: ¿Otro sismo? En Colombia tiembla al menos 20 veces al día

Algunos de ellos asociaron el estruendo con una posible emisión de cenizas del Volcán Nevado del Ruiz, una situación que se había presentado en la mañana de ese mismo día. 

Lo cierto es que nadie podía comprender qué era lo que realmente sucedía. Para los científicos lo acontecido sí tiene una explicación: se trata de un fenómeno llamado cielomoto. 

¿Qué son los cielomotos?

Los cielomotos son perturbaciones acústicas que ocurren por una compresión del aire que nos rodea y que viajan a través de la atmósfera y si bien no son muy frecuentes, lo cierto es que sí se presentan, pero normalmente el oído del hombre no las percibe y tampoco se ven.

Según los expertos, en medio de la situación de confinamiento se reduce la contaminación auditiva y esto hace que el oído de los humanos pueda escuchar estos fuertes truenos o tormentas muy lejanas.

Situaciones similares se han registrado en lo corrido de este año en países como Argentina y Chile, pero en realidad se trata de un fenómeno que se presenta desde hace mucho tiempo.

Hace casi una década, David Hill, un científico del Servicio Geológico de Estados Unidos, había explicado que este fenómeno podía tener numerosas causas y que es relativamente común.

Según el portal de BBC, en su momento, el experto dijo que la precipitación de meteoritos también es un fenómeno natural que podría ayudar a comprender la aparición de ruidos fuertes en el cielo.

Le sugerimos: Colombia, el país donde todos los días tiembla

En su concepto, la ocurrencia de estos sonidos también tiene una estrecha relación con el lugar en el cual se producen, por ejemplo, si se trata de regiones volcánicas en donde normalmente la contaminación auditiva es muy alta. 

Lo cierto es que estos sonidos que algunos han interpretado como bíblicos o apocalípticos, han sido reportados en Nueva York, Reino Unido  y España, lo que da cuenta que se trata de un fenómeno natural que cada vez se hace más frecuente o que cada vez se escucha más. 

La duración de estos fenómenos es indeterminada y el sonido puede registrar variaciones como si se tratara de trompetas, lo que llama aún más la atención de quienes los perciben.