;
AFP

La contaminación causada por la combustión de energías fósiles fue responsable de 8,7 millones de muertes prematuras en el mundo en 2018, es decir, 20% de los adultos fallecidos, según un estudio publicado el martes en la revista científica Environmental Research.

China e India registraron más de la mitad de esos decesos, mientras que otro millón se produjeron entre Bangladés, Indonesia, Japón y Estados Unidos. Las tasas de mortalidad en América del Sur y África fueron significativamente más bajas.

Le sugerimos: Vea el estado de la contaminación en Bogotá y Medellín en tiempo real

El cóctel tóxico de partículas finas generadas por la combustión de petróleo, gas y sobre todo carbón es responsable de, al menos, 25 por ciento de la mortalidad en media docena de países, todos ellos en Asia.


Las partículas finas generadas por la combustión de petróleo, gas, pero sobre todo carbón, es responsable de, al menos, 25 por ciento de la mortalidad en media docena de países. Foto: Getty Images.

"Se habla a menudo del peligro de la combustión de energías fósiles en el contexto de emisiones de CO2 y del cambio climático, pero no se tienen en cuenta los impactos sanitarios potenciales", indicó uno de los coautores del estudio, Joel Schwartz, de la Escuela Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

Le recomendamos: ¿Por qué es tan difícil hacer que los aviones contaminen menos?

Estudios anteriores indican que la contaminación atmosférica reduce un promedio de más de dos años la esperanza de vida. 

El informe publicado el martes duplica las estimaciones en cuanto al número de muertes relacionadas con la contaminación que generan las energías fósiles. Además da cuenta que la contaminación del aire causó, en 2018, 3.5 veces más muertes que las producidas a la fecha por la covid-19 en todo el mundo. 


Según la OMS la contaminación atmosférica provoca  siete millones de muertes de personas personas al año. Foto: AFP

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación atmosférica - que incluye la que proviene de la calefacción y las cocinas de los hogares -, mata a 7 millones de personas al año, de los cuales 4,2 millones son debido a la contaminación exterior.

El estudio publicado en Environmental Research se basa en un modelo 3D de química atmosférica que divide la Tierra en bloques, asociados a los datos de las emisiones de CO2 de diversos sectores y a simulaciones de la circulación del aire de la NASA.

Esta investigación es el resultado de la colaboración entre científicos de la Universidad de Harvard, la Universidad de Birmingham, la Universidad de Leicester y la University College London.

Le puede interesar: Sustancias tóxicas incentivan propagación de enfermedades en animales silvestres

Comparado con otras causas de muerte prematura, la contaminación atmosférica, que provoca enfermedades cardíacas y pulmonares, provoca cada año 19 veces más muertos que el paludismo, nueve veces más que el sida y tres veces más que el alcohol.