Un llamado a los gobiernos y empresas de todo el mundo a invertir en la protección de la Amazonia hizo el presidente Iván Duque durante el panel sobre ‘Financiamiento de la transición de la Amazonia hacia una bioeconomía sostenible’, realizado en marco el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), que este año se efectúa de manera virtual por cuenta de la pandemia. 

Durante su intervención el mandatario colombiano planteó, por ejemplo, la necesidad de que las inversiones encaminadas a salvaguardar la Amazonia pudieran ser valoradas internacionalmente en el mercado de CO2 del mundo, osea los mercados de Chicago o el europeo. "Si no podemos construir un mercado regional, pero es importante porque esa contribución puede ayudar a tener efectos netos sobre las emisiones en todas partes del mundo", dijo Duque, quien recalcó el hecho de que la mayoría de los gases contaminantes estaban siendo generados por empresas ubicadas en todas partes y no solo en los países que tienen jurisdicción sobre este bosque tropical. 

Le sugerimos: Frenar la deforestación: principal reto ambiental de Colombia en 2021

Sostuvo, además, que otro desafío para la transición de la Amazonia hacia una bioeconomía, consistía en entender la importancia de ese ecosistema en todos los ciclos hídricos del mundo. "Colombia tiene el 6 por ciento de la cuenca amazónica, pero ese porcentaje representa el 35% del territorio nacional y eso, de por sí, implica que la contribución más importante para proteger este bosque húmedo tropical es precisamente conectar la consciencia de los colombianos y entender que los ciclos hídricos de los ecosistemas de gran altura, también están relacionados con la Amazonia y con la capacidad de proteger de manera integral nuestro territorio", mencionó. 

El presidente Duque afirmó que era importante comprender que los productos amazónicos regulares tenían un valor único que, manejados de manera responsable, podían abrirles oportunidades laborales a las comunidades locales. "Estamos haciéndole un llamado a las organizaciones multilaterales como el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), que participó en el Pacto de Leticia y en la formulación de objetivos para todos los países que lo conforman, para que nos ayude a determinar cómo el sector privado y las fundaciones pueden contribuir a la economía de la Amazonia", comentó. 

Le recomendamos: Aprueban Conpes para atacar la deforestación en Colombia

El mandatario considera que existen tres propósitos que se deben alcanzar en esta materia. El primero es acelerar la participación del sector privado en la preservación de la Amazonia. El segundo, movilizar y ampliar los contratos de conservación de la naturaleza con comunidades locales, y el tercero, determinar la forma de relacionar la protección de la biodiversidad con la innovación.

"Eso es lo que hemos presentado en el Pacto de Leticia y es poder tener más econegocios, ecoindustrias que puedan utilizar la riqueza de la Amazonia de manera sostenible para demostrarle al mundo que esos productos son valiosos, por ejemplo, para salud por su alto contenido nutritivo y pueden ser maximizados de manera exponencial. También buscamos conectar el mundo con los proyectos productivos de la Amazonia para darle un medio de sustento a las comunidades locales, el cual esté alienado con la protección, de tal suerte que las personas que viven allí no se vean tentadas en adelantar actividades ilícitas como cultivos de coca, minería o ganadería ilegal", expresó Duque. 


En la Amazonia viven más de 2,6 millones de indígenas, quienes por medio de sus costumbres ayudan a preservar el medioambiente. Foto: Esteban Vega / Semana. 

En su intervención, el presidente sostuvo que la Amazonia era uno de los tesoros más importantes del mundo, pese a que Colombia tenía soberanía sobre una parte de ese territorio. "Es una riqueza que compartimos y es posible que la gente no sepa, pero la Amazonia tiene un tamaño de prácticamente 7 millones de kilómetros cuadrados, que es dos veces la extensión de la India. Este ecosistema, además, logra captar año tras año más de 100.000 millones de toneladas métricas de de dióxido de carbono (CO2) y alberga más del 10% de la biodiversidad del planeta, por lo que es fundamental para proteger al mundo del cambio climático", apuntó.  

Destacó también la otra realidad de la Amazonia y es que en esa región habitaban de más de 33 millones de personas, de las cuales, 2,6 millones eran indígenas. "Esta es la tierra que todos tenemos que proteger y valorar, pero para poder hacerlo y entender su potencial, tenemos que tener claridad frente a los principales retos que enfrenta", resaltó. 

Le puede interesar: Confinamiento de segundo trimestre salvó bosques de la tala, según Minambiente

El presidente aseguró que la principal amenaza que se registraba en esa región era la deforestación proveniente de los cultivos ilícitos, la minería y la producción de ganado ilegal, así como de la industria maderera. "Todos los países que compartimos la cuenca de la Amazonia debemos hacer un frente común para contrarrestar estas amenazas, y la mejor forma de lograrlo es entendiendo lo que representa en términos de las soluciones basadas en la naturaleza y, por eso, lanzamos el Pacto de Leticia hace unos tres años, con el fin de asegurar que todas las naciones que comparten esta riqueza tengan objetivos específicos. Dentro de esas metas está, por ejemplo, hacerle frente a la deforestación, reducirla y lograr desarrollar el concepto de contratos de soluciones basadas en la naturaleza con las comunidades indígenas y campesinas que allí habitan", afirmó. 


La deforestación es, según el presidente Iván Duque, la principal amenaza que se registra en región amazónica colombiana. Foto: Rodrigo Botero. 

Resaltó que, en ese propósito, igualmente, se buscaba convertir a las ciudades que se encuentran en la Amazonia en biodiverciudades, es decir, lugares que dentro del contexto del desarrollo estén interrelacionadas con la protección de la biodiversidad como un verdadero tesoro. "Allí la biodiversidad es vista como algo esencial y fundamental para diferentes propósitos, y eso significa que esas áreas deben estar alineadas con una movilidad limpia y una economía circular en la que reducir, reutilizar y reciclar juegan un papel preponderante", expresó. 

Lea también: Mafias pagan 5 millones de pesos por hectárea deforestada en el Meta

Duque culminó su participación en el panel asegurando que Colombia tenía un compromiso claro de protección de la Amazonia. "Valoro que el BID nos acompañe esta idea de las biodiverciudades para que todas las comunidades involucradas tengan ese sello de que éstas serán consideradas en todo el mundo como un símbolo de las soluciones basadas en la naturaleza", puntualizó. 

Este jueves el presidente Duque volverá a intervenir en el Foro Económico Mundial, pero esta vez en el panel ‘Aprovechamiento de la cuarta revolución industrial’, en el cual se examinarán acciones de los gobiernos e industrias para impulsar las tecnologías en 2021.