Varios estudiantes de la Escuela Normal Superior del Mayo, ubicada en la zona rural de La Cruz, municipio del departamento de Nariño, quedaron perplejos al avistar a una osa andina o de anteojos en compañía de dos crías en una zona boscosa de amortiguación del Parque Nacional Natural Complejo Volcánico Doña Juana-Cascabel.

El acontecimiento natural le fue reportado a los guardaparques del área protegida, quienes telefónicamente orientaron a los jóvenes de colegio para que no perturbaran a la familia de osos. Los expertos también les dieron indicaciones para que registraran en video, a una distancia prudente, el paseo que los mamíferos en inmediaciones del Parque Nacional.

Le puede interesar: Bebés de yaguarundí fueron separados de su madre en finca del Quindío

Este avistamiento es de gran importancia para los estudiantes, ya que con el acompañamiento de los guardaparques adelantan un proyecto social ambiental enfocado en la importancia de proteger y conservar los ecosistemas, hábitats y especies representativas de la región, como lo es el oso andino o el rey de las montañas, como ellos lo llaman cariñosamente”, indicó Parques Nacionales.

La familia de osos andinos o de anteojos maravilló a los estudiantes de colegio. Foto: PNN.

Luego del avistamiento de la osa con sus oseznos, los estudiantes, en su mayoría campesinos de la zona, realizaron un recorrido con funcionarios de Wildlife Conservation Society (WCS) para obtener más tomas en video.

“Estos hallazgos nos permitirán evidenciar la vitalidad de la osa con sus oseznos en la zona de influencia de este importante parque ubicado en el suroeste de Colombia, donde habitan animales bastante amenazados como el cóndor de los Andes, la danta de páramo, el oso de anteojos y el puma. En el área se han registrado 471 especies de aves, cifra que representa 27 por ciento de la avifauna total del país”, indicó la entidad.

El oso andino está catalogado como una especie vulnerable a la extinción. Foto: PNN.

El oso andino o de anteojos (Tremarctos ornatus) mide entre 1,3 y 1,9 metros de alto y alcanza a pesar hasta 125 kilogramos. Es una especie que solo habita en los bosques húmedos andinos de la cordillera de los Andes, en países como Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Argentina.

Le puede interesar: ¡La rara tigrilla lanuda de pelaje negro que pudo volver al bosque!

A pesar de cumplir funciones de alta importancia para los bosques, como dispersor de semillas y polinizador, este mamífero ha padecido por la caza indiscriminada y los ataques con disparos por parte de los campesinos. La desaparición de los bosques por la deforestación también lo está dejando sin hogar.

Por esta razón, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) lo tiene listado como una especie vulnerable a la extinción. Todo indica que no quedan más de 18.000 ejemplares en Sudamérica.

La familia de osos seguirá siendo monitoreada por los estudiantes y expertos de Parques Nacionales y WWF. Foto: PNN.

Osa mielero en un camión

En una vía de La Tebaida (Quindío), que conduce hacia el Valle del Cauca, las autoridades ambientales y policivas lograron recuperar a una osa mielera que era transportada en un camión. El decomiso fue realizado en el retén de La Herradura.

Le puede interesar: Un costeño que trabaja por salvar los humedales del río Bogotá

La osa, de la especie Tamandua mexicana, tenía como destino la ciudad de Cali y estaba oculta entre la chatarra transportada en el camión. José Manuel Cortés, director general de la Corporación Autónoma Regional del Quindío (CRQ), indicó que al parecer el animal silvestre venía de Sincelejo, en Sucre. 

La osa mielera tenía como destino la ciudad de Cali. Foto: CRQ.

La persona que transportaba el ejemplar no fue judicializada porque no se logró comprobar que hubiese comprado o adquirido el animal mediante el tráfico ilegal de fauna silvestre”, dijo Cortés.

Los expertos de la CRQ evidenciaron que se trataba de una hembra juvenil con un peso de dos kilos y 100 gramos. “La osa fue trasladada al centro de atención y valoración de la fauna silvestre de la corporación, donde veterinarios, biólogos y zootecnistas realizarán la valoración del estado del animal para luego dar inicio a su proceso de rehabilitación”, anotó el director de la CRQ.

La osa iniciará un proceso de rehabilitación en el hogar de paso de la fauna silvestre en el Quindío. Foto: CRQ.