En Colombia los incendios no cesan. Las altas temperaturas y los fuertes vientos que se vienen registrando en varias regiones del país han contribuido a que a diario se registren conflagraciones que, la mayoría de veces, terminan por sobrepasar la capacidad operativa de los organismos de socorro de los municipios en donde ocurren las emergencias. 

En lo corrido de 2019 se han presentado más de 500 incendios de cobertura vegetal en el país, según informó la Dirección Nacional de Bomberos. Un gran porcentaje de estos  han tenido que ser atendidos entre varias entidades por factores como la falta de personal, equipos y recursos. 

Le sugerimos: 

Ese panorama, que anualmente se produce en temporada seca, motivó al representante a la Cámara, Mauricio Toro, a radicar ante el Congreso de la República un proyecto de ley denominado ‘Prevención de Incendios Forestales‘ que le apunta a formular una política integral del manejo de las conflagraciones en el país. 

La elaboración de la iniciativa legislativa fue realizada junto al Grupo de Investigación en Ecología del Paisaje y Modelación de Ecosistemas, Ecolmod, de la Universidad Nacional, dirigido por la bióloga Dolors Armenteras, quienes trabajaron por más de siete meses en la construcción del proyecto, a partir del conocimiento científico y la recopilación de experiencias locales. 

"Hoy no tenemos una política unificada, sino atomizada, pues no existe una ruta de atención clara, ni un mecanismo uniforme, ni un doliente con responsabilidades específicas, ni acciones coordinadas para la detección temprana y atención de incendios en el país. No existe una articulación que permita definir cómo se va a hacer la prevención, en cabeza de quién está, y cuál es la estrategia y los protocolos de atención", dijo el congresista. 


El representante Mauricio Toro y el grupo de investigación Ecolmod, de la Universidad Nacional, radicaron el proyecto de ley. Foto: Prensa: Mauricio Toro. 

Toro afirmó, además, que es necesario indicar quién va a administrar los recursos, dónde se van a poner y quiénes van a ser los responsables de cada etapa. "Hoy los pocos rubros que existen están atomizados y repartidos en diferentes secretarías, gobernaciones, áreas del mismo Ministerio de Ambiente y en organismos de socorro. Lo que se busca con esta iniciativa es reorganizar el recurso nacional disponible para la atención de incendios y, de esta forma, poder determinar con cuánto se cuenta. La meta es que sea distribuido por una sola entidad, que deberá ser, a su vez, la encargada de manejar esa atención al fuego en el país, ya que hay muchas entidades que utilizan los recursos para hacer campañas que no tienen nada que ver con su misión", apuntó.  

El representante del Partido Verde explicó que el proyecto también aborda un componente educativo, el cual plantea enseñarle a las comunidades territoriales la gravedad de hacer una quema controlada sin cumplir con los requisitos y protocolos necesarios. "No podemos satanizar los incendios, si lo hacemos no podremos tener un manejo integral de los mismos", mencionó. 

Le recomendamos: Los incendios también sofocan a Colombia

Toro resaltó que las conflagraciones controladas eran utilizadas ancestralmente por los campesinos e indígenas para prevenir incendios mayores, al igual que como métodos de refertilización de la tierra. "La meta es lograr la mitigación y hacer un buen empleo de esos fuegos en Colombia, a partir de la tecnología", sostuvo. 

El congresista afirmó que con la tecnología actual es posible saber la potencialidad de los incendios en zonas geográficas específicas. "Ahora se pueden detectar, prevenir y atender, lastimosamente Colombia no tiene un sistema de alertas tempranas eficiente ni un sistema unificado que nos permita no solo detectarlos, sino tratarlos", comentó. 


En Colombia existen 765 cuerpos de bomberos para atender las emergencias de los 1.102 municipios de Colombia. Foto: Pixabay.

El proyecto también insta a la creación de una Comisión Nacional Asesora para la Prevención y Mitigación de Incendios Forestales, así como a promover una transición paulatina del uso del fuego en sistemas agrícolas y pecuarios, diseñando e implementando programas que involucren prácticas
sostenibles para que los productores reduzcan al mínimo la utilización del fuego. De igual manera, le otorga unas atribuciones especiales a Parques Nacionales Naturales de Colombia frente al manejo de las llamas en reservas naturales y prioriza la investigación en torno al fuego.  

Puede leer: La trágica historia de la pareja que murió intentando escapar del fuego en la Amazonia

Así las cosas, esta iniciativa legislativa declara como prioridad nacional y de importancia estratégica la conservación del patrimonio forestal del país, enfocado principalmente en reglamentar acciones para prevenir y controlar los incendios que deberán ser adoptadas y ejecutadas de manera conjunta y coordinada entre el Estado, la sociedad civil y el sector productivo, en el marco de los requerimientos básicos para la conservación de los ecosistemas y su diversidad biológica.

El proyecto de ley, que fue apoyado por representantes de los partidos Verde, Cambio Radical, Liberal y Conservador, hará trámite inicialmente en la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes.