Una nube de polvo se apodera de varias zonas del Caribe en el continente americano. Se trata de la llegada de más de 1.000 millones de toneladas de partículas procedentes del desierto del Sahara, un viaje superior a los 8.000 kilómetros que inicia en el norte de África y se presenta cada año en los meses de junio y julio.

Los vientos alisios son el combustible que impulsa este polvo desértico, un fenómeno natural que tiene la misión de alimentar las playas en el Caribe y fertilizar los suelos de la región Amazónica, el sitio más biodiverso del planeta y que día a día sucumbe a paso galopante por el accionar de la deforestación. El fósforo y otros nutrientes son esenciales para la vegetación del bosque amazónico.

Desde la semana pasada, la mancha de polvo proveniente del Sahara es visible desde el espacio. Diferentes satélites han captado asombrosas imágenes en sitios costeros de Venezuela, Barbados, Trinidad y Tobago, Antigua y Honduras. En los próximos días llegará a México, las costas de Centroamérica y el sudeste de Estados Unidos. 

La nube de polvo del Sahara ya está sobre varias partes del continente americano. Imágen: NOAA/STAR.

Mar Gómez, doctora en Física y experta en meteorología, explicó el fenómeno a través de sus redes sociales. “Este fenómeno es habitual en estas fechas del año. Según la División de Investigación de Huracanes de la NOAA, cada cinco días desde el fin de la primavera hasta otoño, se forma una masa de aire polvoriento conocida como la capa de aire sahariana, que cruza hacia el oeste a través del Atlántico norte tropical”.

Le puede interesar: Colombia y Venezuela atraviesan por su pico más alto de quemas e incendios forestales

Según la experta, las intrusiones de polvo sahariano suelen cruzar el océano con frecuencia en los meses de junio y julio. “Cuando el polvo se encuentra en la atmósfera se eleva entre 1.500 y 6.000 metros y puede dar lugar a espectaculares puestas de sol. Estas partículas ricas en fósforo llegan hasta la selva del Amazonas fertilizando cada año la región y contribuyendo a este gran pulmón del planeta”.

Sin embargo, Gómez advierte que la masa de arena en suspensión puede inhibir momentáneamente el desarrollo de ciclones tropicales, “ya que produce una disminución de humedad en la región tropical de la cual dependen estos fenómenos. Estas partículas pueden afectar a la salud de las personas dependiendo de la concentración en el aire, especialmente aquellas que padezcan problemas respiratorios como los asmáticos. El hierro presente en este polvo puede perjudicar la flora marina, como ocurrió en 2018 en la Florida con las llamadas mareas rojas y floraciones de algas tóxicas”.

Las partículas del Sahara podrían llegar a Bogotá y afectar la calidad del aire. Imagen: NOAA/STAR.

Podría llegar a Bogotá y Medellín

Luis Belalcázar, profesor de la Universidad Nacional e investigador de calidad del aire, afirmó que el polvo del Sahara podría llegar a Bogotá y Cali, un fenómeno poco frecuente pero que puede ocurrir y afectar la calidad del aire de ambas ciudades. Así lo establecieron varios expertos en una investigación sobre intrusión de polvo sahariano en Colombia publicada en 2018 por la Universidad de Medellín.

El desierto del Sahara es una de las principales fuentes de material particulado en el mundo, que tiene la capacidad de afectar la calidad del aire a miles de kilómetros de la fuente. En este artículo se analiza y determina la posible relación entre las emisiones de polvo del Sahara y un episodio de alta contaminación que se registró en Bogotá y Medellín a finales de junio de 2014”, cita la investigación.

Al analizar los datos de las redes de calidad del aire de Bogotá y Medellín, los investigadores observaron que se presentó un episodio atípico de alta contaminación a finales de junio del 2014, que estuvo relacionado con la llegada del polvo del Sahara. “Los análisis de la densidad másica de columna de polvo confirman que el episodio de alta contaminación se debió una intrusión atípica de polvo del Sahara en el aire ambiente de Colombia. Esta intrusión cubrió 95 por ciento del territorio nacional, siendo la región Caribe la más afectada”. 

Le puede interesar: EN VIDEO: Salvan a bebé yaguarundí en el aeropuerto de Ibagué

Según el documento, elaborado por Belalcázar, Felipe Méndez y Laura Pinto, dos expertos de la Universidad de los Andes, esta es la primera vez que se registra la presencia de polvo africano en el aire ambiente de grandes ciudades colombianas. “Es necesario continuar con el monitoreo y el análisis de este tipo de eventos y, en particular, se requiere determinar las causas de este fenómeno”.

La investigación indica que alrededor de 60 por ciento de las emisiones minerales naturales se generan en el desierto del Sahara. “El polvo del Sahara puede ser levantado por convección en las zonas desérticas con mayor temperatura, lo cual lo puede hacer alcanzar alturas en el rango de 1,1 a 2,9 kilómetros; desde allí se puede transportar por las masas de aire alrededor del mundo”. 

El polvo del Sahara fertiliza los bosques amazónicos y ayuda a construir las playas. Imagen: NOAA/STAR.

Este transporte impacta positivamente los ecosistemas del mundo, “pues este polvo contiene una gran cantidad de nutrientes para el suelo. En el caso de Colombia, la cuenca amazónica se ve impactada a nivel productivo y fértil, pues la carga de fósforo que posee el polvo sahariano contribuye a los ciclos biogeoquímicos, específicamente en el crecimiento de los árboles endémicos del Amazonas”.

Le puede interesar: Por fin mejora la calidad del aire en Bogotá

Sin embargo, los expertos advierten que se deben tener en cuenta potenciales impactos negativos, como la reducción de la visibilidad con afectación en el tránsito aéreo, el aumento notable de la temperatura en superficie y el incremento de la estabilidad atmosférica, así como la contribución a la inhibición del desarrollo de los sistemas nubosos.

La llegada de polvo del desierto del Sahara afecta a la cuenca caribeña por las partículas suspendidas en el aire durante épocas de mínimas precipitaciones debido a altas concentraciones de hierro. Estudios realizados en Costa Rica han relacionado el aumento en los niveles de concentración de PM10 con la intrusión del polvo del Sahara y episodios de afectación en la salud humana. En la isla de Trinidad se observó una asociación entre el aumento de los ingresos hospitalarios por asma pediátrica y una mayor cubierta de polvo sahariano”. 

Viral en redes

Las redes sociales se han inundado con imágenes de la llegada del polvo del Sahara en varios sitios de Venezuela, donde se aprecia una densa nata gris similar a la provocada por las bocanadas de humo del transporte y la industria.

Diferentes plataformas del clima informan que el polvo africano entrará en el norte de Colombia en los próximos días, aumentando la temperatura, reduciendo la humedad y desatando posibles problemas respiratorios en la ciudadanía.