El proyecto de ley que regulará la reforma al Sistema General de Regalías ha suscitado polémica en los últimos días a nivel medioambiental por la inclusión de un artículo que favorecería no solo la realización de fracking en Colombia, sino a las multinacionales que adelanten la explotación del gas y el petróleo mediante esta técnica de extracción de hidrocarburos. 

Durante el fin de semana, que fue aprobado el articulado de la iniciativa legislativa en la Cámara de Representantes y comenzó a hacer trámite la ponencia en la plenaria el Senado (primer debate), varios congresistas se manifestaron en contra del artículo 210, sobre el cual el senador Jorge Enrique Robledo había advertido a mediados agosto, tras calificarlo como un "orangután" a favor del fracking

Le sugerimos: A punto de aprobarse en Congreso polémico artículo que viabilizaría el fracking

"Este no es un proyecto de ley para determinar las condiciones de la producción de hidrocarburos, ni de nada, ni para determinar cuántas son las regalías; este es un proyecto de ley para distribuir regalías, nada más y este artículo no trata de eso, sino de condiciones para los que extraigan hidrocarburos no convencionales, es decir, fracking", manifestó Robledo en su momento. 

El senador sostuvo que a las empresas petroleras cada año el Gobierno les da más gabelas y garantías y que este artículo va en ese mismo sentido.

En esa misma línea se pronunció la senadora Angélica Lozano, quien afirmó que el mencionado artículo, arrojaba una reducción de un 40 por ciento de las regalías por fracking, lo que representaría “un regalo envenenado para el sistema general de regalías. Los municipios seguirán recibiendo chichiguas y quedándose con la contaminación que genera esta actividad. Con esta disminución de regalías, el Gobierno de Iván Duque no solo incumplió su promesa de no autorizar la actividad, sino que la subsidia”., expresó. 

Para la senadora Lozano, legitimar el fracking vía regalías irrespetaba y atacaba de frente la discusión del proyecto de ley para su prohibición, las decisiones del Consejo de Estado y de la Comisión de Expertos. 

Le recomendamos: Denuncian "orangután" pro fracking en proyecto de Ley de Regalías

Entre tanto, para el representante a la Cámara, César Lorduy, la lectura que se le está haciendo a ese artículo es equivocada "de buena o mala fe". "En Colombia se aprobaron unos pilotos, por orden, entre otras cosas, del Consejo de Estado. La Ley 1530 de 2012, dice, por otro lado, que mientras sean pilotos las empresas que firmaron contratos para hacerlos pagarán el 60 por ciento de las regalías . No se habla de extracciones comerciales ni en etapas de producción luego de haberse determinado su viabilidad, en cuyo caso se les debe aplicar el régimen común, es decir, el ciento por ciento del pago de las regalías", expresó. 

Lo que viene 

Finalmente, la decisión sobre si se aprueba o no el proyecto de ley está en manos del Gobierno, en vista de que el Senado solo hasta este martes 1 de septiembre, a las 3:00 de la tarde, reiniciará las discusiones para dar segundo debate a la propuesta de Ley de Regalías (200 en el Senado y 311 en la Cámara). Durante la sesión virtual se hará la lectura de las ponencias y consideraciones. Y es que, en la plenaria, los senadores aprobaron 143 artículos que no tenían proposición y dejaron pendientes por discutir 69 artículos que tienen más de 200 proposiciones, las cuales están siendo estudiadas por una subcomisión que fue creada para tal fin.  

Sin embargo, el Gobierno tiene ahora la potestad de esperar o no a que el Senado termine la discusión y luego concilie con Cámara, pues podría expedir la ley por decreto, ya que, de acuerdo con el acto legislativo, el Congreso tenía hasta el 30 de agosto para aprobar o no el proyecto. De hecho, en el mismo quedó establecido que a partir de esa fecha, el presidente Iván Duque contaría con un mes para expedirlo.


El Senado está a la espera del pronuncioamiento que realizará el Gobierno mañana en la sesión programada. Foto: archivo/Semana. 

El gran interrogante ahora es qué va hacer el Gobierno: si va adoptar el texto aprobado en Cámara o el texto que habían presentado inicialmente los ministerios. O si, por el contrario, va a esperar la decisión del Senado. 

Si se escoge el que presentó el Gobierno quedarían por fuera todos los aspectos positivos que se plantearon en pro del medioambiente e incluso todo lo concerniente al fracking, porque la mayoría de estos contenidos fueron añadidos por la Cámara de Representantes. 

"El proyecto inicial presentado por el Gobierno se modificó en cerca de un 60 por ciento, pues antes, por ejemplo, solo se beneficiaban 360 municipios y ahora más de 1.000. Esperamos que el presidente lo tome con calma y le permita al Senado esta semana para terminar de debatir la iniciativa que le va a permitir reactivar la economía al país", comentó la senadora, Sandra Ortiz.

Puntos a favor

El proyecto de ley que viene siendo estudiado en el Senado y cuyos autores son los ministerios de Hacienda y Minas y Energía, con el acompañamiento de algunos representantes y senadores, trae algunos aspectos positivos para el sector ambiental. 

Así lo considera José Caicedo, representante a la Cámara y ponente del proyecto, quien antes de hablar de las bondades de la iniciativa legislativa para los recursos naturales, aclaró que votó negativo con respecto al artículo 210 referente a los yacimientos no convencionales o fracking que fue incluido por el Gobierno para buscar la "seguridad jurídica" a los futuros proyectos de fracking. 

Según el representante el proyecto de ley prevé que del total de las regalías, alrededor de un 5 por ciento, más el 20 por ciento del porcentaje de mayor recaudo, deben invertirse en temas ambientales. 

Le puede interesar: ¿Los parques nacionales le quedaron grandes a la nación?

Informó que de ese 5 por ciento, dos puntos porcentuales corresponden a asignaciones para inversión local y regional en ambiente y desarrollo sostenible; un 1 por ciento se destina a la conservación de las áreas ambientales estratégicas y lucha contra la deforestación; y dos puntos porcentuales se toman de la asignación para la inversión en ciencia, tecnología e innovación en materia ambiental. 

La inversión de tales recursos estará orientada a financiar proyectos relacionados con la conservación de las áreas ambientales estratégicas y de lucha contra la deforestación, y a proyectos de ciencia, tecnología e innovación en asuntos ambientales, de desarrollo sostenible, energías renovables no convencionales orientados a la transición energética y la reducción de emisiones de carbono”, comentó Caicedo. 


Recursos para atacar las amenazas que actualmente tienen las áreas protegidas deberían llegar con la nueva ley de regalías. Foto: Rodrigo Botero. 


De igual manera, las Corporaciones Autónomas Regionales podrían participar en la inversión de estos recursos, formulando y presentando proyectos. “Para la definición de los proyectos de inversión de los recursos provenientes de la asignación para la inversión local en ambiente y desarrollo sostenible, el Ministerio de Ambiente, con el apoyo del DNP, expedirá una Estrategia Nacional de Protección de Áreas Ambientales Estratégicas”, sostuvo. 

La posible ley también definirá que dentro de las convocatorias que se hagan para la asignación y ejecución de estos recursos, se prioricen las áreas de especial importancia ecológica de escala nacional y regional, tales como áreas protegidas, reservas forestales, zonas de bosque protector o áreas forestales protectoras.

César Lorduy, representante a la Cámara, considera que el nuevo sistema general de regalías no solamente coloca al ambiente como un pilar fundamental en toda la estrategia de desarrollo, sino, además, y lo más importante, es que le asigna recursos para su protección. 

Puede leer: La deforestación amenaza a los últimos indígenas aislados de Colombia

"La característica general es que todo el mundo habla de ambiente como una poesía y un anhelo, pero no hay plata. Desde ese punto de vista creo que el ambiente y el desarrollo sostenible, las áreas protegidas y las estrategias de lucha en contra de la deforestación, aquí encontrarán recursos", manifestó 

Destacó el criterio transversal que tiene el tema del cuidado del medioambiente frente a las inversiones del nuevo sistema. "Si vas a a invertir en ciencia y tecnología, debes destinar unos rubros en iniciativas ambientales o de desarrollo sostenible. Si vas a invertir en desarrollo regional, se debe tener en cuenta el ambiente y si las comunidades negras, raizales y palanqueras van a invertir, también deberán destinar recursos para proyectos medioambientales", manifestó. 

Sostuvo que, por lo menos, 11 artículos del proyecto tienen que ver directamente con inversión en temas de medioambiente y desarrollo sostenible. Resaltó que casi 18 billones de pesos (1 por ciento) de las regalías puedan ser destinados a estos temas.  

"Otro aspecto importante es que del 15 por ciento que le corresponderán a los municipios más pobres del país, dos puntos se deberán invertir en proyectos con incidencia sobre el ambiente y el desarrollo sostenible, mientras que del 10 por ciento de inversión en ciencia y tecnología, mínimo dos puntos deberán estar dedicados a iniciativas que tengan que con el ambiente", manifestó. 


En áreas estratégicas como Chiribiquete se podría reforzar la seguridad y los programas de conservación. Foto: archivo/Semana. 

Afirmó que en la propuesta de ley también se establecían reglas, criterios y requisitos para determinar en qué se debían invertir esos recursos. 

Juan Carlos Losada, a su turno, cree que los cinco puntos porcentuales para medioambiente que serán destinados luego de aprobado el acto legislativo no son tan beneficiosos, porque solo hay un punto directo para conservación. 

"Dos puntos fueron destinados para el Ministerio de Ciencia y Tecnología, por lo que para acceder a esos recursos se deberá aplicar a convocatorias y  teniendo en cuenta la apremiante situación que están viviendo nuestros bosques y el planeta, nosotros hubiésemos preferido que uno de esos puntos hubiera ido directamente a conservación y no a investigación, pues los resultados de las investigaciones pueden dar frutos de aquí a 10 años, mientras que los puntos directos para medioambiente dan resultados de manera casi que inmediata", resaltó. 

Lea también: La plata de las compensaciones ambientales en Colombia sigue en el limbo

Aseguró que hubiera preferido que, por lo menos, tres puntos se destinaran directamente a Parques Nacionales Naturales, zonas de conservación directa y los departamentos amazónicos

El representante sostuvo que, aunque sí hay unos beneficios para el medioambiente por primera vez, ya que antes en la repartición de las regalías no se destinaban rubros de manera directa para este tema en los territorios, se hubiera podido hacer mucho mejor. "Se avanzó, pero aún nos falta", manifestó.  

Sandra Ortiz, senadora, afirmó que el proyecto aborda el tema medioambiental de manera muy generalizada frente la inversión de las regalías. "Eso habría que ajustarlo un poco más", puntualizó.