La Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare) hizo un llamado urgente a que cesen los ataques a las aves con armas de aire comprimido.   

La autoridad ambiental explicó que cuando un ave recibe un disparo es poco probable que se recupere, pese a los grandes esfuerzos que se hagan. No solo por la herida que se le produce, sino por las consecuencias de la caída.

En contexto: Indignación por joven que mató un gallinazo y subió el video a redes

La entidad decidió poner la lupa sobre este tema dado que solo en el mes de mayo se han registrado cuatro muertes por esta razón en el oriente antioqueño. El más reciente caso se presentó en el municipio de Rionegro. Allí un menor de edad le quitó la vida a un gallinazo que se encontraba en el techo de una casa ubicada al frente a la suya. El hecho quedó registrado en un video que fue subido a redes sociales. 

La ola de indignación que se presentó, llevó a las autoridades a buscar al joven, imponerle un comparendo e iniciarle un proceso sancionatorio, mientras que el cadáver del buitre fue recuperado por el Cuerpo de Bomberos de Rionegro.

Cornare informó, además, que el águila crestada que resultó herida el pasado 23 de mayo en el municipio de El Santuario, mientras trataban de asustarla para que no atacara un galpón, también falleció. Según esa entidad "lo que se creyó inicialmente era una mala práctica para ahuyentar, muy común en Colombia, resultó ser un atentado directo con un arma de aire comprimido contra esta ave"explicaron. 

El ave ingresó al Hogar de Paso de Cornare por una presunta fractura en una de sus patas. Sin embargo, luego de una radiografía realizada en Medellín, el equipo de fauna silvestre se percató de que se trataba de un disparo de rifle de copas que le fracturó su extremidad.

Le sugerimos: ¿Dónde habitan las más de 1.900 especies de aves de Colombia?

“Procedimos a realizar la corrección quirúrgica, pero murió durante la anestesia. A pesar de que se hizo todo lo posible por mantenerla con vida, no respondió. Es muy triste que ingresen animales con estas heridas, sobre todo en esta época en que se supone debemos tener una mayor conexión con la naturaleza”, expresó David Echeverri López, coordinador del Grupo Bosques y Biodiversidad de Cornare.


Pese a los esfuerzos por salvar su vida por parte de los veterinarios del Hogar de Paso de Cornare, el águila finalmente murió. Foto: Cornare. 

El águila crestada, un animal rapaz de exuberante belleza, está catalogada como vulnerable y amenazada de extinción, por eso estos casos entristecen a los funcionarios de la corporación que trabajan diariamente para proteger la biodiversidad.

Otro caso similar ocurrió también en Rionegro. En esa localidad una garcita rayada fue encontrada herida producto de un disparo con un perdigón que le destrozó una de sus alas y el fémur del lado derecho. "Lamentablemente la garcita falleció y el equipo indicó que se trataba de otra muerte a causa de la mano del hombre", manifestaron desde la corporación. 


En lo corrido del 2020 han ingresado cerca de 300 animales al Hogar de Paso de Cornare, donde se les realiza atención veterinaria. Foto: Cornare. 

De la misma forma, durante este mes el grupo de fauna silvestre de Cornare atendió un gavilán herido que fue encontrado por el Cuerpo de Bomberos del municipio de El Retiro. El animal, que también murió, fue valorado y se encontró evidencia de un disparo en una de sus alas. 

La autoridad ambiental dio a conocer que en lo corrido del 2020 han ingresado cerca de 300 animales al Hogar de Paso de Cornare, producto de diferentes acciones como rescates del equipo veterinario, incautaciones de la Fuerza Pública o entregas voluntarias de las personas.

Llama la atención a la corporación, que solo durante la época de aislamiento preventivo han ingresado animales atacados por personas con elementos con los que les generan daños irremediables.

Le recomendamos: Cuarentena golpea al segundo aviario más grande de América

“Recordemos que la atención de fauna silvestre es muy compleja, porque además de las lesiones, el solo hecho de la manipulación genera en ellos mucho estrés y a esto se suma que la recuperación es bastante ardua, pues son animales que no están acostumbrados a estar encerrados, que su reacción ante el dolor es lesionarse ellos mismos (pico, garras) y que muchos de ellos no comen en cautiverio. Todo esto disminuye las probabilidades de mejora”, indicó Cristina Buitrago, veterinaria del Hogar de Paso.

El panorama empeora si se tiene en cuenta que todos los animales que han ingresado este año producto de la cacería, han muerto, según informó el equipo de fauna. 

Le puede interesar: Gallinazos con GPS luchan contra contaminación ambiental en Perú

Ante esta situación, Cornare explicó que las aves son esenciales en la naturaleza porque cumplen una función en la ecología y el paisaje, además porque son unas de las principales polinizadoras y dispersoras de la flora. "Dentro del grupo de las aves hay algunas que controlan plagas y contribuyen a la cadena alimentaria para el buen funcionamiento de un ecosistema", recalcaron. 

Aseveraron que al sacar las aves de su medio natural y someterlas a cautiverio, se altera el comportamiento normal de estos animales al imponerles a condiciones humanas como el alimento. Adicionalmente, el encierro atrofia sus alas y esto dificulta la recuperación al momento de ser rescatados.

El llamado finalmente fue a denunciar a las personas que lleven a cabo este tipo de atentados contra la fauna silvestre y los recursos naturales.