El Parque Nacional Natural Tayrona se convirtió en las últimas horas en el protagonista del rifirrafe entre los senadores Mauricio Gómez Amín, perteneciente al Partido Liberal, y Álvaro Uribe Vélez, junto a la bancada del Centro Democrático.

Este ecosistema, ubicado en la Sierra Nevada de Santa Marta, se encuentra desde hace tiempo en medio de la disputa entre los empresarios que buscan adelantar proyectos turísticos al interior de esta reserva natural y Parques Nacionales Naturales de Colombia, que propende por su conservación. 

La denuncia hecha por Gómez Amín sobre la posible realización de reuniones para concretar proyectos de infraestructura y licitaciones ecoturísticas dentro del parque, sin la participación de Parques Nacionales, por parte de congresistas del Centro Democrático con propietarios, comunidades indígenas y empresarios, encendió la polémica. 

Le puede interesar: En video: ¿habrá ecoturismo en el Tayrona?

El senador Uribe enfatizó en que hay que dar facilidades a los empresarios para que puedan instalar proyectos de infraestructura turística en el Parque Tayrona”, afirmó Gómez en la plenaria del Senado del lunes 30 de septiembre, refiriéndose a las críticas que el expresidente Uribe lanzó en el mes de mayo en contra de las restricciones que estaba adelantando Parques en el Tayrona, en el plan de manejo de esta área. Este hecho se habría dado en el marco de un foro realizado por el Centro Democrático en Santa Marta.

Los ánimos se caldearon aún más cuando el senador liberal indicó que el pasado 28 de septiembre se hizo una reunión a la que asistió el senador Honorio Enríquez y personas interesadas en adelantar proyectos en esa región, como la construcción de un hotel de siete estrellas, sin la presencia de la directora de Parques Nacionales, Julia Miranda. Se trataría de representantes de las familias Dávila y Zúñiga, así como de la Cámara de Comercio y de las comunidades.

"Quiero llamar la atención porque en esa reunión se pretendía intervenir en el plan de manejo para poder incidir según sus intereses en esos parques", dijo Gómez Amín. 

Le sugerimos: El Parque Tayrona ‘descansará‘ del turismo durante un mes

Sobre el particular, el Enríquez negó lo denunciado. “Es mentira. Ni el senador Álvaro Uribe ni yo tenemos la facultad para llamar a mesas técnicas. Quien las convoca es precisamente la señora Miranda o el ministro de Ambiente. Segundo, en Santa Marta se han generado mesas técnicas y en ellas, las comunidades campesinas e indígenas y pescadores, propietarios de los predios, han manifestado su malestar”, explicó el congresista en una entrevista en W Radio. 

Julia Miranda, directora de Parques Nacionales, afirmó, a su turno, que nunca fue invitada a esa reunión y que se enteró de dicho encuentro por redes sociales y algunos medios de comunicación. Agregó que no ha recibido presiones por parte integrantes del Centro Democrático, pero sí de varios grupos para modificar el plan de manejo.

"Nos han acusado de estar cerrando las posibilidades de realizar ecoturismo, lo cual es cierto y ya lo hemos demostrado en múltiples reuniones que hemos tenido sobre el plan de manejo. Durante tres años, por ejemplo, nos reunimos con cuatro pueblos indígenas que hacen presencia en la zona y, junto a ellos, construimos el plan", apuntó. 

Lea también: "La opinión del senador Uribe está fuera de contexto": Julia Miranda

Miranda informó que, posteriormente, se inició la socialización, que lideró el Ministerio de Ambiente a finales de mayo y todavía continúa. "Han sido varias las reuniones con todos los grupos de interés, incluidos pescadores, campesinos, propietarios y operadores turísticos, pero sí ha habido mucha insistencia, sobre todo de algunos de los propietarios en que, supuestamente, estamos cerrando las posibilidades del ecoturismo, y lo que hemos dicho es que claramente Parques Nacionales tiene una prioridad y es la conservación. La actividad turística se puede dar, pero en el marco de las normas que amparan los parques, que son bienes de interés público, en los que prima el interés general sobre el económico de las personas que son propietarias de los predios privados que hay dentro de la reserva", resaltó.  

La directora aseguró que la mayoría de los propietarios están desarrollando actualmente actividades ecoturísticas en el Tayrona, pero afirmó que si quieren hacer más proyectos debían solicitar la licencia o los permisos ambientales. "En algunas las zonas donde quieren desarrollar las iniciativas no se pueden ejecutar varias obras. Ya hubo un proyecto que se presentó y que planteaba efectuar una serie de habitaciones y cabañas en áreas en donde implicaba aprovechamiento forestal o talar bosque seco tropical y eso no se puede hacer en el parque. Pueden hacer otros desarrollos que están entre las normas permitidas", comentó. 

Miranda explicó que lo que estaba ocurriendo en el Parque Tayrona era que había unos predios de propiedad del Estado sobre los cuales se estaba adelantando una licitación para concesionar unos servicios ecoturísticos de manera abierta. 

"También hay unos predios privados al interior de la reserva en los que se pueden construir proyectos ecoturísticos, porque son una actividad permitida por la ley, pero todos deben estar amparados en el marco de ley. Obviamente, tener propiedad privada dentro de un parque nacional implica unas restricciones que son de carácter general y de protección constitucional",  puntualizó.