Las cartas del Gobierno nacional están sobre la mesa. A través de la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, acaba de dar otro paso hacia la posible implementación del fracking en Colombia. 
Con la creación de una mesa independiente, que se encargará de darle recomendaciones al Gobierno frente al establecimiento o no de esta técnica de extracción de hidrocarburos, se buscará involucrar a los diferentes sectores en pro de "tener todos los elementos de juicio para poder tomar la mejor decisión para el país", afirmó la ministra.  
La funcionaria señaló que de la comisión harán parte expertos internacionales y nacionales, cuyos nombres se darán a conocer la próxima semana.

"Yo pienso que la comisión es una buena manera para que haya un debate independiente. Creo además, que una de las cosas que fue más evidente después de las primeras declaraciones que di, es que todavía existe un espacio grande que hay que llenar en términos de escuchar a la población y de tener una mayor pedagogía sobre lo que es y no es el fracking", manifestó la Ministra en una entrevista a Blu Radio. 

Suárez aseguró que uno de los objetivos de la comisión será determinar qué tanto la regulación normativa con la que cuenta el país actualmente permite mitigar los riesgos de esta técnica en el medio ambiente y la salud pública. 


Le recomendamos: Fracking, el debate está más vivo que nunca


"Esta es una industria (petrolera) que ha tenido siempre unos desarrollos tecnológicos muy significativos, es una industria que trabaja con altos estándares de seguridad, en donde lo que uno ve es que cuando las cosas se hacen cumpliendo con todas las normas exigentes se pueden hacer de manera sostenible", expresó. 

La Ministra recalcó que es una creyente de que la industria puede adelantar actividades que no pongan en riesgo la sostenibilidad del territorio.
"Creo que es evidente, que a pesar de que ha habido un desarrollo regulatorio, aún hace falta una conversación con la opinión pública en la que haya pedagogía”, puntualizó.  

Hace poco el excontralor Edgardo Maya Villazón le había solicitado al Gobierno nacional una moratoria en la aplicación de esta técnica de extracción al considerar que el país no contaba con la fortaleza institucional ni los estudios necesarios para implementarla. 

"Ante la perspectiva de agotamiento de algunos recursos naturales no renovables se están buscando opciones desesperadas para las cuales el país no está lo suficiemente preparado para mitigar los riesgos y las afectaciones en recursos muy vulnerables e indispensables para la vida y la continuidad del desarrollo económico de nuestro país", indicó Maya.