Caquetá

Arnulfo Gasca es del partido Conservador. Resultó elegido como nuevo gobernador con el 42,9 por ciento de la votación, al registrar 66.000 votos. Tiene uno de los mayores retos en toda la región amazónica: bajar la pérdida de bosque en el departamento más deforestado de Colombia, que entre 2017 y 2018 vio desaparecer más de 80.000 hectáreas de bosque. 

Por años, las zonas de San Vicente del Caguán y Cartagena del Chairá, en ese departamento, han sido los dos principales focos de la deforestación a nivel nacional, aunque la pérdida boscosa también es preocupante en Solano. El acaparamiento de tierras de mafias, la ganadería extensiva y la minería, son los motores de este flagelo que tiene en jaque a todo el país.

Pero la deforestación no es el único verdugo de los recursos naturales que tendrá que enfrentar Gasca: Caquetá padece por minería ilegal, ríos contaminados con mercurio, cultivos ilícitos, extracción de petróleo y rumores de futuras hidroeléctricas.

Los suelos de Caquetá son los que más ganadería presentan en la Amazonia colombiana. Foto: Archivo/Semana

Gasca es un ganadero reconocido de la región que ha intentado ser gobernador en tres ocasiones. En 2011, con el apoyo conservador se postuló al cargo, pero luego de aparecer en un vídeo musical interpretando a un jefe del narcotráfico, su partido le retiró el aval. Cuatro años después regresó a la casa conservadora pese a que la decisión de apoyarlo no fue compartida por Marta Lucía Ramírez, líder de ese movimiento.

Guaviare

Con más de 25.000 votos, Heydeer Palacio Salazar fue elegido como nuevo gobernador del Guaviare. Fue candidato de una coalición entre los partidos Conservador, Cambio Radical, Centro Democrático y Liberal. Nació en El Retorno (Guaviare) hace 39 años y estudió administración de empresas. Fue alcalde de su municipio entre 2012 y 2015.

Recibe un cargo que ha estado envuelto en polémicas y señalamientos por la falta de compromiso ambiental de su antecesor Nebio Echeverry, quien en su segundo periodo como gobernador, comprendido entre 2016 y 2019, hizo poco para evitar que los índices de deforestación estuvieran disparados.

Guaviare está entre los tres departamentos más deforestados del país. En los últimos 26 años perdió más de 508.000 hectáreas de bosque, panorama que tuvo sus mayores picos en 2017 y 2018, bajo la administración de Echeverry.

Le puede interesar: ¿Cumplirá su promesa de frenar la deforestación el nuevo gobernador del Guaviare?

Antes de las elecciones, el nuevo gobernador firmó un manifiesto para conservar el bosque del Guaviare, que contiene compromisos como conservar los bosques tropicales, actuar para reducir la deforestación, generar estrategias y planes de desarrollo para impulsar modelos de desarrollo sostenible y disponer recursos para la conservación y restauración del bosque, la biodiversidad y el agua.

“Garantizaré una gobernanza ambiental e instalaré una mesa de diálogo con los alcaldes, juntas de acción comunal, Corporación para el Desarrollo Sostenible del Norte y el Oriente Amazónico (CDA), Instituto Sinchi, Parques Nacionales, gobierno y comunidad, para detener la deforestación. Debemos llevar el campo a la agroindustria, desarrollar tecnologías para conservar el bosque y vender servicios ambientales para que la ruralidad tenga acceso a la seguridad alimentaria”, dijo en un debate realizado el Guaviare por la periodista de SEMANA María Jimena Duzán.

Meta

Juan Guillermo Zuluaga Cardona, de una múltiple coalición de partidos llamada “Hagamos Grande al Meta”, sumó más de 151.000 votos para convertirse en el nuevo gobernador del Meta.

Zuluaga es un viejo zorro de la política departamental y nacional, ocupando cargos como Ministro de Agricultura, alcalde de Villavicencio y concejal de la capital llanera. También fue director de seguimiento y evaluación de los Acuerdos de Paz de la Presidencia.

Puede leer: Fallo de tutela reconoce al río Magdalena como nuevo sujeto de derechos

Recientemente ocupó titulares por la suspensión e inhabilidad por nueve meses dada por la Procuraduría General, debido a posibles irregularidades en la aprobación del proyecto para reformar la planta de personal y el ajuste salarial a funcionarios del concejo municipal en 2013, cuando era alcalde de Villavicencio.

El sur del Meta es uno de los sitios más deforestados a nivel nacional. En 2018 perdió más de 44.000 hectáreas de bosque, cifra que lo convierte en el segundo departamento más afectado por la motosierra, después de Caquetá.

La deforestación para vender madera de manera ilegal es una de las principales razones de este flagelo ambiental. Foto: Archivo Semana.

El nuevo gobernador le informó al Periódico del Meta que impulsará un programa de control y reducción de deforestación e implementará vigilancia, monitoreo y acciones preventivas en zonas de alto riesgo de deforestación, minería ilegal y contaminación del agua.

Trabajará temas como pagos por servicios ambientales y comunidad como guardabosques y protectores de la naturaleza, construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales en los municipios y adquisición de predios para la conservación y producción del recurso hídrico para defenderlos de la afectación por la explotación minera e hidrocarburos.

Guainía

Juan Carlos Iral Gómez, del partido de La U, sacó más de 9.900 votos para llevarse la corona por la gobernación de Guainía, territorio que a diferencia de Guaviare, Caquetá y el sur del Meta, no padece por la deforestación pero sí por la minería de oro y la posible explotación de hidrocarburos. 

Iral tiene 34 años e hizo un tecnólogo en el Sena de gestión ambiental. En el departamento es conocido como un empresario y conocedor de la pesca y por construir la única planta para productos congelados que hay en el Guainía. 

Ha manifestado que quiere regionalizar las oportunidades, generar empleo, mejorar la educación y fortalecer el deporte, la cultura y el turismo. También tiene como propósito organizar el turismo con las comunidades indígenas y dinamizar la economía.

Amazonas

Jesús Galdino Cedeño, apoyado por el uribismo en esta zona selvática del país, fue el ganador de la contienda por el cargo de gobernador con 11.992 votos. 

Este médico fue candidato a la Cámara de Representantes en 2010 y ahora, como primer mandatario del Amazonas, deberá velar por la preservación de los ecosistemas, además de lograr una armonía entre la institucionalidad y las comunidades indígenas.

Amazonas no es protagonista por la deforestación. Sus problemáticas ambientales están asociadas a la minería ilegal de oro, contaminación de los ríos, tráfico de fauna silvestre y presencia de grupos armados que tienen en aprietos a los indígenas, en especial a los que viven aislados de la civilización.

Putumayo

Buanerges Rosero fue elegido como gobernador de Putumayo con más de 37.900 votos. Es contador público y ex alcalde del municipio de Puerto Caicedo en el mismo departamento entre 2012 y 2015.

Le sugerimos: El Papa Francisco clausuró el Sínodo de la Amazonia haciendo una defensa de la Tierra

Con más de 13.900 hectáreas de bosque deforestadas en 2018, Putumayo es el cuarto departamento más deforestado a nivel nacional. Pero el territorio también padece por minería ilegal, cultivos ilícitos, mafias y atropellos a las comunidades indígenas, problemáticas que deberán ser prioridad para Rosero en los próximos cuatro años.

Vaupés

Eliécer Pérez Galvis, del Centro Democrático, será el encargado de velar por la conservación de los recursos naturales del Vaupés, uno de los territorios más inexplorados y a su vez biodiversos de Colombia.

Galvis tuvo más de 3.700 votos en la contienda. Entre sus principales retos está blindar los recursos naturales de futuras exploraciones o explotaciones de hidrocarburos, al igual que ponerle cintura a la cantidad de mercurio arrojada a sus ríos por la actividad minera.