La minería ilegal no ha dado tregua durante la cuarentena establecida por el Gobierno nacional para prevenir el contagio del croronavirus. 

Esta actividad, reconocida como uno de los principales motores de deforestación y contaminación de los ríos y los suelos, continúa desarrollándose de manera ilícita en varias regiones del país. 

Una de las zonas más golpeadas sigue siendo la Amazonia colombiana. Según el Ejército Nacional, en el transcurso de este año han destruido 20 dragas y 26 motobombas en esa región, que eran utilizadas por diferentes grupos delincuenciales como las disidencias de las Farc y el Clan del Golfo, para extraer oro de manera ilegal, generando, a su vez, un impacto negativo en los principales afluentes hídricos y los ecosistemas de la zona. 

Le sugerimos: Minería ilegal sigue contaminando a Dabeiba durante la cuarentena

En el operativo más reciente, desarrollado en el marco de la Operación Artemisa, tropas del Batallón de Infantería Juanambú, así como del Batallón de Fuerzas Especiales Urbanas N°6, junto a la Fuerza Aérea Colombiana, la Policía Nacional y el CTI de la Fiscalía, ubicaron en la vereda Palmeras, en zona rural del municipio de Curillo (Caquetá), en las riberas del río Caquetá, varios yacimientos mineros ilegales.

En el lugar fueron incautadas cuatro dragas, varios motores, motobombas, tubos, mangueras y químicos, los cuales fueron destruidos posteriormente. No se registraron capturas. 


Varias motobombas que eran utilizadas para la extracción ilícita de oro fueron incautadas. Foto: Ejército Nacional. 

Según el Ejército Nacional, el material pertenecía al Grupo Armado Organizado Residual ‘Carolina Ramírez‘ de las Farc. Las autoridades pudieron establecer que a través de estas dragas se lograban extraer entre 400 y 500 gramos de oro, lo que le representaba a esa organización ingresos superiores a los 60.000 millones de pesos. 

Le recomendamos:La minería ilegal no baja la guardia en Antioquia durante la cuarentena

La Sexta División del Ejército Nacional y sus unidades subalternas informaron que continuarán trabajando con el fin de proteger los recursos naturales del Caquetá, tras neutralizar todo tipo de explotación ilegal que se encuentre en esa zona del país. La idea es convertirse en garantes del bosque tropical más grande del mundo.  

A finales de junio, Corpoamazonia, a través de la dirección territorial de Caquetá, adelantaron junto a la Policía otro operativo en la vereda Cristal, del municipio de San José de Fragua, en que fueron capturadas dos personas y se destruyeron cinco motores que eran utilizados para la extracción ilegal de oro. En el lugar se pudieron evidenciar los altos impactos ocasiondos a los recursos naturales.   

La autoridad ambiental hizo un llamado a las comunidades a denunciar cualquier actividad que atente contra la naturaleza en el sur de la Amazonia en la línea de atención 3152370176. 

#Caquetá?? #Corpoamazonia, a través de la Dirección Territorial Caquetá, realizó un operativo conjunto con la Policía...

Publicado por Corpoamazonia en Jueves, 25 de junio de 2020