Las medidas adoptadas por la administración distrital para mejorar la calidad del aire son proporcionales y sin duda ayudarán a mitigar la problemática que por estos días enfrenta Bogotá; sin embargo, no son suficientes, pues se trata de una situación que afecta a varias regiones del país, por lo que el gobierno nacional debe tomar cartas en el asunto.

Así los consideran expertos en este tema, para quienes si bien la Secretaría de Ambiente de Bogotá está haciendo lo que debe con la declaración de la alerta amarilla en toda la ciudad, la ciudad requiere implementar estrategias más duras cuyos efectos se vean reflejados en el mediano y largo plazo. 

Le recomendamos: Vea el estado de la contaminación en Bogotá y Medellín en tiempo real

El ingeniero, Daniel Bernal, considera que es necesario tomar medidas más restrictivas con el transporte de carga. "Es necesario esperar lo que suceda el fin de semana, con la aplicación de pico y placa para los vehículos particulares y validar el martes cuál ha sido el resultado de la medida, pero es importante tener claro que este segmento de automotores no es el que más contamina".

El 43 por ciento de las emisiones particuladas es generado por el transporte de carga y colectivo. "Es importante que ellos entiendan que si bien la cantidad de vehículos de estas características no es tan alta, sí son los más contaminantes". 

Destaca la determinación de la Secretaría de Ambiente para adoptar rápidamente las medidas tendientes a hacerle frente al problema de calidad del aire; pero asegura que dado que esta es una situación que se presenta todos los años como consecuencia de los incendios que se presentan en la Orinoquia, se debería comenzar a implmentar acciones con anterioridad para evitar que se tengan que declarar este tipo de alertas. 

Frente al tema, el profesor de la Universidad Nacional y también experto en calidad del aire, Luis Belalcázar, manifiesta que es urgente tomar medidas de corto plazo adicionales a las de la administración distrital. "El gobierno debe comenzar a trabajar en el tema, pues esta es una problemática de país", manifiesta.

Dijo que de acuerdo con mapas satelitales analizados en los últimos días, son varias las ciudades afectadas por los altos niveles de contaminación del aire, entre ellas, Barranquilla, Bucaramanga, Yopal, Montería y San José del Guaviare, entre muchas otras a donde llega el material particulado proveniente de los incendios, además de la Región Andina. 

En su concepto, es urgente que se trabaje de manera mancomunada para apagar los incendios que se registran tanto en la Costa Atlántica como en los Llanos, los cuales están poniendo en riesgo la salud de miles de personas. 

Para Belalcázar, se debe revaluar el tema de la revisión tecnicomecánica, pues no está funcionando. "Se ven vehículos emitiendo humo negro y tienen vigente la revisión. Se requiere hacerle ajustes a esa medida, pues se trata de un sistema que es susceptible de ser manipulado", asegura.

También es importante que se realicen campañas de monitoreo en las vías de todo el territorio nacional, con la idea de que quienes no cumplan sean sansionados.

En lo que tiene que ver con el mediano y largo plazo se debe renovar el parque automotor y hacerle seguimiento permanente a los buses de transporte escolar, que también son emisores permanentes de gases contaminantes, poniendo en risgo la salud de los niños pues se trata de diésel quemado. 

Le sugerimos: Bogotá tendrá seis nuevas estaciones de medición de aire

Es de recordar, que la decisión de la Secretaría de Ambiente de decretar la alarta amarilla en Bogotá obedeció a los incendios y quemas forestales, y las altas temperaturas que se han registrado durante los últimos días en los Llanos Orientales, la Orinoquia y Venezuela, adicionados a los fenómenos de inversión térmica. 

Foto: Jonathan Chiquiza

A estos fenómenos se le han sumado condiciones meteorológicas complejas, particularmente durante los últimos dos días. Aunque no han sido inversiones térmicas tan graves como las que tuvimos a principios de febrero, sí hemos tenido cambios de temperatura agresivos entre la madrugada y el mediodía, lo que ha ocasionado que ese material particulado se mantenga sobre la ciudad”, aseguró la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

La Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Bogotá, ha registrado niveles de concentración de material particulado por encima de la norma nacional. “Durante las últimas 48 horas las estaciones Carvajal-Sevillana, Kennedy, Fontibón y Móvil Carrera Séptima han mostrado niveles de concentración de material particulado 2.5 superiores a los 35.4 microgramos por metro cúbico, lo que quiere decir que puede afectar la salud de las personas”, agregó la funcionaria.