Desde el pasado viernes, el fuego afectó más de 1.160 hectáreas dentro del área natural, específicamente en los sectores Cerro Tomás y río Tomo. A pesar de los esfuerzos de los guardaparques y el Cuerpo de Bomberos, las llamas devoraron vegetación típica de la Orinoquia.

Según Luis Belalcazar, profesor de la Universidad Nacional e investigador de calidad del aire, varias causas podrían ser los detonantes de esta hecatombe ambiental. “Aún es difícil saber cúal es la causa directa del incendio en El Tuparro, es decir, si el fuego es causado de forma natural o por la mano del hombre. Una de las principales hipótesis está relacionada con la temporada seca. Debido al incremento en la temperatura durante los primeros meses del año, la vegetación de El Tuparro, como sabanas de pastos y bosques riparios y de galería, es bastante vulnerable a padecer por incendios naturales. Por eso todos los años el Parque padece por incendios”, dijo. 

En contexto: Controlado incendio en el Parque Nacional El Tuparro

Sin embargo, el experto no descarta que El Tuparro sea víctima de incendios provocados de forma intencional, como ocurre en la Amazonia y otras partes del país. “También podrían ser causados para cultivar palma, extraer madera, convertir las tierras en pastizales para ganado o acaparar tierras. Varios estudios indican que más del 60% de los incendios son ocasionados para incrementar el número de cabezas de ganado o para la palma africana. Además, una de las tradiciones en las comunidades indígenas es quemar vegetación para cazar especies de fauna o cultivar”, apuntó. 


En el incendio consumió más de 1.160 hectáreas de sabana, bosque de sabana y bosque ripario o de galería. Foto: Parques Nacionales Naturales de Colombia.  

Para Belalcazar es urgente que el gobierno investigue a profundidad estos eventos y actúe de manera urgente para atender los incendios en todo el territorio nacional, que desde diciembre del año pasado han calcinado más de 18.000 hectáreas de bosques y cobertura vegetal en el país. 

Le sugerimos: ¿Los parques nacionales le quedaron grandes a la nación?

“El fuego no solo está presente en la Orinoquia y Amazonia. Las regiones Caribe y Andina también arden con incendios de gran magnitud, como en zonas cercanas a Barranquilla, Medellín y Bogotá, y el Estado no los está atendiendo de forma urgente. Además de apagarlos lo más pronto posible y contar con un plan de contingencia, hay que profundizar e investigar las causas. Por ahora lo único cierto es que gran parte del país se está incendiando, lo que a su vez afecta la calidad del aire del centro y oriente del territorio nacional”.

Las llamas en El Tuparro pusieron en aprietos a ecosistemas como sabanas, bosques de galería, morichales y saladillales, donde habitan 74 especies de mamíferos, 112 de aves, 17 de reptiles y 26 de peces. Para el grupo de los anfibios se supone una diversidad importante debido a la variedad de ecosistemas existentes en el área, al igual que en la parte de insectos.