Gran expectativa se ha generado en torno a la aprobación del proyecto de ley que busca reformar las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR). Muchos en el sector ambiental consideran que se han convertido en fortines políticos y en entidades en las que los directores son elegidos con un juego de poderes, que los condicionan a ser todo menos autónomos.  

Aunque logra avances, la iniciativa que esta semana fue aprobada en tercer debate en la Comisión Quinta del Senado, se queda corta, pues a solo un debate de convertirse en Ley, por ejemplo, no logró evitar de una vez la reelección de los directores ya que quienes ahora ostentan el cargo podrán ser reelegidos, pero a futuro, y después de ellos, la reelección no será viable. 

Actualmente, los directores de las CAR pueden ser elegidos dos veces consecutivas y permanecer en el cargo hasta por 8 años.  Con el proyecto, los actuales podrían estar al frente de estas entidades durante ese tiempo, si son reelegidos. 

Según César Lorduy, representante a la Cámara por el partido Cambio Radical, con la actual reforma se fortalecen los requisitos para la elección del nuevo director, por lo que quien aspire al cargo debe cumplir con un perfil específico. Sin embargo, la elección la continuará realizando el consejo directivo y no como estaba planteado en la propuesta inicial que contemplaba que este proceso se hiciera por concurso.

Le recomendamos: Reforma a las CAR: dos propuestas para que dejen de ser fortines políticos

Por otro lado, en el proyecto inicial presentado por el partido Cambio Radical, se proponía una reducción en el número de corporaciones y pasar de 33 a 7, debido a que los temas ambientales no se generan por departamentos o los bienes que deben protegerse no corresponden a algunos de ellos, sino que son áreas, que en muchos casos se extienden como sucede con la Serranía de La Macarena, por ejemplo. La propuesta inicial era la siguiente. 

Nombre de la corporación autónoma   Departamentos y municipios que las conformarían 
Corporación Autónoma Regional del Caribe Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre
Corporación Autónoma Regional de Occidente 
Antioquia, Caldas, Quindío y Risaralda
Corporación Autónoma Regional del Oriente Arauca, Casanare, Norte de Santander y Santander
Corporación Autónoma Regional Central  Boyacá, Cundinamarca, Huila y Tolima.
Corporación Autónoma Regional del Pacífico  Cauca, Choco, Nariño y Valle del Cauca.
Corporación Autónoma Regional de la Amazonía  Amazonas, Caquetá, Guainía, Guaviare, Meta, Putumayo y Vichada
Corporación Autónoma Regional del Archipiélago de San Andrés y Providencia 
San Andrés y Providencia 

Sin embargo, este punto fue muy difícil de mantener en la iniciativa y se quedó en el camino de los debates. César Lorduy indicó que el objetivo con esta propuesta inicial era que se protegieran los bienes ambientales, sin tener en cuenta el departamento y de esta forma también evitar un tema de burocracia.  

Otro punto que llama la atención y que ha generado debate es el relacionado con el número de miembros del consejo directivo de las CAR, el cual sufre modificaciones. Según Lorduy, la cantidad de personas que harán parte del mismo se redujo y se incrementó en uno la participación del gobierno nacional.

Esta decisión, a juicio del senador Jorge Robledo, lo que hará será trasladar el poder de las CAR de lo regional, a lo nacional. "Lo que se hace es aumentar el poder del gobierno nacional en detrimento de los regionales. A un burócrata en Bogotá no le importa lo que suceda en un municipio", dijo.

La protección de los recursos naturales es una de las principales funciones de las CAR. Foto: Nicolás Acevedo. 

Explicó que con la reforma planteada en el proyecto, los consejos directivos no van a ser de 10 miembros máximo y mínimo de siete como ocurre actualmente, sino que ahora van ha ser máximo 8 con mínimo de cinco y la participación del gobierno nacional pasa de dos a tres, lo que implica que en algún momento podría llegar a tener mayoría.

"En el nuevo proyecto, a los consejos directivos se les disminuye un representante a las negritudes y otro de los indígenas, que en algunas CAR tenían dos", manifestó Cesar Lorduy.

"Esta reforma está cambiando la correlación de fuerzas y el poder en las CAR quitándole autonomía a lo regional. La autonomía es clave en los temas de medio ambiente y este proyecto le quita algo que la constitución le dio a las regiones y que fue este poder", manifestó el senador Robledo, al enfatizar que este proyecto nacionaliza las CAR que son instrumentos regionales para la protección del ambiente e hizo un llamado a los ambientalistas para que fijen una posición en torno al tema. 

Según el proyecto, el consejó directivo de las corporaciones tendrá estas características:

- Se incorpora un delegado representante de las entidades científicas vinculadas al Ministerio de Ambiente
- Se mantienen los 4 alcaldes y se está buscando que los alcaldes de las ciudades capitales pertenezcan a ese consejo por derecho propio
- Se mantiene un delegado del sector productivo, (antes tenían dos) y otro será el representante del sector agropecuario, así como un delegado del gobernador. 

Otros aspectos clave del proyecto

Lorduy destaca aspectos que contempla la iniciativa que está a un debate de convertirse en Ley. Por ejemplo, el consejo directivo podrá remover al director general cuando al segundo año no haya cumplido el 50 por ciento de las metas establecidas en el plan de acción. También adopta pliegos tipo para la contratación, lo que hará que estos procesos puedan realizarse de manera más transparente. Esto establece claridad en instrumentos de planificación presupuestal.

Según el senador ponente de la iniciativa, Didier Lobo, los pliegos tipos para la contratación se utilizarán para evitar los malos manejos y el desplifarro, a la vez que se establecen claros instrumentos de planificación presupuestal. 

César Lorduy destacó que el proyecto plantea la implementación de mecanismos que garanticen la participación, rendición de cuentas y acceso a la información pública. "En la actual legislación no hay garantías porque el director le puede rendir cuentas a unas pocas personas y hasta ahí llega su obligación. Ahora la idea es que la información sea pública", manifestó.  La iniciativa también implementa estrategias para el diseño y puesta en marchar de mecanismos anti trámites. 

Le sugerimos: Expertos proponen reformar elección de directores de corporaciones autónomas regionales

Cabe recordar que en el año 2018 dos proyectos de ley iniciaron trámite en la Cámara de Representantes buscando lograr una reforma y mayor gobernabilidad de las corporaciones. Uno radicado por el Ministerio de Ambiente y otro por el Partido Cambio Radical, que finalmente fue el que avanzó en el Congreso. Ambos coincidían, por ejemplo, en someter el cargo de director de estas corporaciones a concurso.

En lo que todos coinciden es que se trata de una iniciativa que la gente lleva esperando mucho tiempo que se apruebe, por considerar que estas entidades requieren de cambios estructurales que las hagan más eficientes en momentos en que el manejo de las problemáticas medio ambientales toman cada vez mayor relevancia.