La comercialización de vehículos con tecnologías limpias ha mostrado un dinamismo importante en los últimos años en el mundo y Colombia no ha sido la excepción.

El año pasado se vendieron en el mercado local 932 carros eléctricos e híbridos, una cifra que si bien es muy pequeña si se compara con las ventas totales del sector que superaron las 256.000 unidades; si evidencia un crecimiento significativo frente al dato de 2017,cuando los colombianos adquirieron 196 unidades, según datos de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos).

BMW se consolida como la marca con mayor número de carros vendidos entre eléctricos e híbridos con un total de 285 unidades, seguida de Renault que vendió 220 y Kia con 183 vehículos con estas características. 

Estas estadísticas evidencian que cada día es mayor el número de usuarios que toman conciencia de la necesidad de adquirir vehículos amigables con el ambiente. Frente al tema, el presidente de Andemos, Oliverio García, considera que al haber una política pública con incentivos fiscales importantes, la venta de este tipo de carros puede continuar dinamizándose.

Esperan que este año se registren importantes tasas de crecimiento del producto pues  la nueva Ley de Financiamiento mantuvo los beneficios fiscales a los automotores con tecnologías limpias. Actualmente, los carros eléctricos no pagan arancel, cancelan un 5% de Impuesto al Valor Agregado (IVA) y no pagan impuesto al consumo; mientras que los híbridos cancelan 5% de arancel, 5% de IVA e impoconsumo dependiendo del valor de importación. 

Lo anterior, sin desconocer que en Colombia el costo de importación de un vehículo híbrido (motor de combustible y eléctrico) es tres veces superior al de un carro convencional, mientras que la tecnología híbrida eléctrica enchufable (motor eléctrico y de combustibles, más baterías) es cuatro veces más alta y el valor de un vehículo eléctrico puro puede ser hasta cinco veces más alto que el de uno  tradicional.

Le puede interesar: ¿Qué propone el plan de desarrollo del Gobierno Duque en materia de sostenibilidad?

En medio de este panorama que parece claro para la industria automotriz, pero que aún se encuentra en proceso de consolidación, los empresarios consideran importante tener en cuenta estos siete aspectos que ayudarían a dinamizar las ventas de este tipo de vehículos.

1. IVA: Es importante que se estudie la posibilidad de que los vehículos eléctricos e híbridos sean exentos del IVA de 5% que actualmente deben pagar.

2. Impoconsumo: Se requiere que los vehículos híbridos queden exentos del pago de impuesto al consumo cuya tarifa vigente es de 8% o 16% dependiendo su valor de importación. De 8% cuando su valor es inferior a US$30.000 o de 16% cuando supera esta cifra. Este gravamen encarece sustancialmente el precio final de estos vehículos.

3. Infraestructura: En el país se requiere una infraestructura adecuada que permita la recarga de este tipo de vehículos. Es necesario que haya más electrolineras que permitan cumplir con este proceso.

4. Subsidios: Si bien hay avances en el tema de impuestos, se requiere más apoyo del gobierno en materia de subsidios para compra y reposición del parque movilizado con tecnologías térmicas y limpias, tal como sucede en Europa.

Lea también: La carrera para usar energías más limpias en el transporte latinoamericano

5. Reglamentación: Se requiere una reglamentación que permita que en las construcciones de vivienda nuevas, así como en centros comerciales y parqueaderos públicos haya puntos de carga estandarizados, lo cual debe incentivarse a través de beneficios fiscales.

6. Reciclaje: Es necesario tener infraestructura para el manejo del reciclaje de la batería, con la idea que se pueda masificar el transporte público con estas características.

7. Movilización. Es clave que en ciudades como Bogotá no se apliquen medidas de pico y placa para los vehículos híbridos. Los eléctricos afortunadamente no tienen esta restricción.