La tormenta tropical Cristobal, que se registró entre el 1 y el 11 de junio de este año en el Océano Atlántico del Norte, provocó que un enorme manatí macho terminara atrapado en un aliviadero o vertedero hidráulico en la ciudad de Oldsmar, ubicada en el condado de Pinellas en el estado estadounidense de Florida. 

Ver esta publicación en Instagram

Last week FWC’s manatee rescue team, along with partners @cmaquarium and @uflorida, were back at an Oldsmar retention pond system to rescue an entrapped manatee. This system has a spillway which inadvertently allows manatees to swim over the weir structure during extreme high tides, when the tide recedes, the manatee’s access to Tampa Bay becomes obstructed. After the 296 cm adult male manatee was captured, it received a complete health assessment and was transported and released back into Old Tampa Bay. FWC management is working with the City of Oldsmar to modify the existing spillway to prevent future entrapments. If you encounter a stranded, injured or dead manatee, please call our Wildlife Alert Hotline at 888-404-3922. You can help support manatee rescues like this one by purchasing a ‘Save the Manatee’ license plate - link in profile. Activities conducted under USFWS permit MA770191 #fwcresearch #manateerescue #oldsmarfl #hightide #tropicalstormcristobal #fwc

Una publicación compartida por FWRI (@fwcresearch) el

Tras la denuncia recibida, un equipo de expertos conformado por más de 15 personas de la Comisión de Conservación de Florida Fish and Wildlife (FWC) se desplazó hasta el estanque. Luego de inspeccionar el lugar, lograron ubicar el animal y procedieron a sacarlo con una red de pesca

Debido al peso y gran tamaño del mamífero (296 centímetros) fue necesario que más de 10 personas ayudaran a sacarlo del agua. Luego procedieron a ubicarlo sobre una carpa azul encima del césped para que los veterinarios y expertos pudieran revisarlo y evaluar su estado de salud. El rescate del animal fue grabado y subido a las redes sociales de la FWC. 

Le sugerimos: Denuncian muerte de manatíes en la Ciénaga de Paredes

Al momento de la inspección, los profesionales de FWC lograron identificar varias cicatrices en el cuerpo del manatí y algunos patrones de las mismas. Finalmente, luego de haber adelantado los respectivos controles, el manatí fue transportado y devuelto a su hábitat natural: la antigua bahía de Tampa (Old Tampa Bay).  

"Este sistema tiene un aliviadero que, sin darse cuenta, permite a los manatíes nadar sobre la estructura del vertedero durante las mareas extremas, pero cuando la marea retrocede, el acceso del manatí a la bahía de Tampa se obstruye", indicaron desde la FWC. 

Desde esa organización aseguraron, además, que están trabajando con las autoridades de Oldsmar para modificar el aliviadero existente y, de esa manara, evitar futuros atrapamientos. 

Le puede interesar: Realizan ‘lechetón‘ para salvar crías de manatíes hallados en el Amazonas

Los manatíes (Trichechus), también conocidos como vacas marinas, son apacibles hervíboros que pasan la mayor parte de su tiempo buscando e ingiriendo las plantas ribereñas y del lecho marino de aguas poco profundas. Viven en aguas tanto dulces como saladas, cerca de las costas de América como de África.

Son cazados, principalmente por su carne y su grasa, y sus cuatro especies existentes se encuentran bajo algun grado de amenaza, siendo el manatí del Caribe o de Florida (Trichechus manatus) el más vulnerable, razón por la cual ha sido catalogado como en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).