Por redes sociales circula un video que ha despertado gran indignación. Se observa al conductor de una moto arrastrando un perro por una vía. 

El animal, que todo el tiempo permanece inmóvil, fue amarrado de una de sus patas a la parte trasera del vehículo. El copiloto de un carro que venía atrás de la moto grabó por un momento el hecho y luego lo compartió a través de redes sociales


Advertencia: imágenes suceptibles

El rechazo de los usuarios no se hizo esperar. Cientos de personas clamaron por justicia y un castigo ejemplar para el aparente maltratador. 

Sin embargo, nadie se atrevió a indagar el trasfondo de la situación, ni siquiera el autor del video

Producto de la denuncia, la Fiscalía, a través del Grupo Especial para la Lucha Contra el Maltrato Animal (Gelma) y la Policía abrieron una investigación por maltrato animal. 

¿Qué fue lo que pasó?

Hace unos días el conductor de una camioneta atropelló un perro al frente de una escuela que se encuentra ubicada en una vereda entre Aguazul y el corregimiento de Cupiaga de ese municipio casanareño.  

El animal murió al instante y su cuerpo permaneció tirado a la orilla de la carretera. Debido a las altas temperaturas la descomposición del animal se registró muy rápido, por lo que el mal olor se esparció por el sector donde, además de la escuela, se ubican varias casas. 

Le sugerimos: ¿Qué implica para los animales en Colombia el fallo a favor del perro Clifor?

El domingo 2 de agosto, desesperada por el olor, pues el animal quedó ubicado a cerca de 20 metros del plantel educativo, la vigilante le solicitó el favor a un humilde campesino, que en ocasiones trabaja como conserje de la institución, que retirara al perro de ese lugar. 

Hacia las 11:00 de la mañana, el hombre ató a su moto al animal de una de sus patas traseras, pues le era imposible llevarlo sobre el vehículo, en vista de que de su cuerpo estaban expeliendo una gran cantidad de gusanos. 

Por el lapso de unos 70 metros lo condujo arrastrado sobre el pavimento de la vía hacia un lugar lejano a la escuela donde previamente había cavado un hueco para enterrarle. 


El perro fue arrastrado por el pavimento por un lapso de 70 metros. Foto: tomadas de video en redes sociales.

"Durante ese recorrido salió la camioneta del hombre que me grabó, pero nunca paró o se bajó a preguntarme si el animal estaba vivo o muerto, ni a preguntarme por qué lo hacía", dijo el campesino.  

El labriego aseguró que en las cámaras que están en el puente, cerca del colegio, se puede observar que el perro fue atropellado y que él no tuvo nada que ver con ese hecho. "También le pueden preguntar a los celadores", sostuvo.  

Indicó que producto de esa publicación descontextualizada en redes sociales ha sido víctima de amenazas. Nunca pensó que por hacerle un bien a la comunidad no solo terminaría siendo ultrajado, sino también investigado por las autoridades. 

Le puede interesar: Casi 80 toneladas de comida para animales abandonados en el Valle de Aburrá

Aseguró que jamás ha estado en redes y que no quiere estar más "ante los ojos del mundo". Solo pide que todo esto se aclare y no le sigan causando daño. 

Sin duda el traslado del cuerpo del canino se debió haber efectuado de otra manera, pero será la Policía, la Fiscalía y la Alcaldía de Aguazul las que después de adelantar la respectiva investigación, determinarán si el conserje del colegio es o no acreedor de algún tipo de sanción. 

Corporinoquia, entre tanto, no tiene injerencia en este caso ya que esa entidad se encarga de velar por la fauna silvestre de su jurisdicción y no por la doméstica.