En Colombia se desperdician 9,76 millones de toneladas de alimentos al año, según un estudio realizado por el Departamento Nacional de Planeación, lo suficiente para alimentar a una ciudad como Bogotá y sus ocho millones de personas durante 365 días.

De esa cifra, tan solo se rescatan o recuperan el 0,19 por ciento, es decir, 21.807 toneladas de alimentos por parte de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia.

Esto quiere decir que el 34 por ciento del total de comida que el país podría consumir durante un año se está desperdiciando. Así las cosas, por cada tres toneladas de comida disponibles en Colombia, una se va a la basura.

En los bancos de alimentos son recibidos principalmente productos como frutas, verduras y algunos granos. Foto: Guillermo Torres/Semana

El 40 por ciento de los alimentos que se desechan provienen de la producción agropecuaria (3,95 toneladas), mientras que el 23% se originan del proceso, manejo, transformación y almacenamiento de las empresas  (2,27 toneladas); el 21% de la distribución y retail de los almacenes de cadena (2,01 toneladas) y el 16% del consumo de personas, hogares,  hoteles casinos y restaurantes (1,53 toneladas).

Entre tanto, el 54% de los hogares del país viven en inseguridad alimentaria, pese a que la proporción de desnutrición crónica disminuyó del 13,2% en 2010 al 10,8% en 2015, según la Encuesta Nacional de Situación Alimentaria. Sin embargo, la desnutrición aguda en niños menores de 5 años aumentó de 0,9% en 2010 al 2,3% en 2015. 

Puede leer: La sed de los niños wayuu

"Esos alimentos que se botan al año en Colombia, alcanzarían para alimentar ocho veces a La Guajira", indicó Juan Carlos Buitrago Ortiz, director de la Red de Bancos de Alimentos de Colombia, quien aseveró que los colombianos debemos ponernos pilas ante la situación crítica de hambre que vive el país.

"Estamos botando la comida. Los alimentos se disfrutan mucho más cuando se comparten y esto lo podemos hacer acudiendo a los bancos de alimentos, en los que atendemos a la población vulnerable", dijo el directivo.

Buitrago aseveró que actualmente en el país existen 18 bancos, distribuidos en 17 ciudades, que benefician a 3.400 fundaciones y organizaciones sin ánimo de lucro que se encuentran afiliadas a la red.

El 63 por ciento de las personas que trabajan en los bancos de alimentos son voluntarios. Al menos 500 son univeritarios. Foto: Guillermo Torres/Semana.


"Somos organizaciones sin ánimo de lucro, expertas en recuperar alimentos. La comida que evitamos que sea botada a la basura la utilizamos para mejorar las condiciones nutricionales de la población más vulnerable. Actualmente estamos atendiendo 581 mil personas de todo el país", mencionó.

Sofía Orozco, integrante de la Fundación Hogar Rompiendo Cadenas de Bogotá, es una de las beneficiarias de los bancos de alimentos. 

"Recibimos de parte de los bancos comida de muy buena calidad. Son de una gran ayuda para muchos de nosotros que no contamos con familia", señaló esta valiente niña de 11 años, a quien su madre la abandonó en esa fundación recién nacida.

Le sugerimos: Comunidad del páramo de Pisba pide ser escuchada antes de delimitación

"Yo los invito a que no desperdicien la comida y si les sobra mucha, a que vengan al banco y donen", afirmó Sofía, quien cursa grado sexto.

Como ella, otros 80 niños y jóvenes de la Fundación Hogar Rompiendo Cadenas resultan favorecidos con la labor de los bancos de alimentos. 

"Los niños que hacen parte de esta fundación son hijos de padres drogadictos o que se encuentran privados de la libertad. Comenzamos nuestra labor hace 20 años en el antiguo Cartucho y hace cerca de 15 estamos vinculados al banco de alimentos", expresó Marta Betancur, directora del hogar, en donde viven 50 niños internos.

"Esto ha sido una bendición muy grande para nosotros. Gracias a ellos (bancos) podemos no solo cubrir nuestras necesidades nutricionales, sino ayudar a cerca de 30 menores más que viven en la calle. Existen muchos niños y adultos que están aguantando hambre. La desnutrición es tremenda y hay demasiada comida que se está desperdiciando y que acá la podíamos aprovechar para todas las personas que realmente la requieren", afirmó.

Alimentatón, una alternativa

Varios actores, entre los que se encuentran Adriana Arango y Rafael Zea, acudieron al lanzamiento de la Alimentatón en Bogotá. Foto: Guillermo Torres/Semana. 

Del 16 al 20 de octubre se realizará en el país la Primera Alimentatón. Durante la actividad, organizada por la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (Abaco), las empresas, organizaciones o personas del común podrán donar alimentos, dinero o tiempo en voluntariado, para continuar impulsando este proyecto. 

"Para este 2018 queremos hacer una alimentatón, recogiendo productos no perecederos de la canasta básica que poco nos llegan. En el caso del banco de alimentos de Bogotá queremos lanzar ese día una gran campaña denominada ‘Héroes en la lucha contra el hambre‘, pues ahora hay mucha gente que se hace héroe porque es capaz de donar. Los solidarios estaban en vía de extinción, pero ahora están reapareciendo", manifestó Daniel Saldarriaga Molona,  director del Banco de Alimentos de Bogotá.

En la Alimentatón participarán los 18 bancos de alimentos que existen en el país, así como un grupo de actores que ha decidido vincularse al evento en que se recibirán productos como: arroz, maíz peto, arveja, fríjol, aceite, sardinas, atún, avena, azúcar, lentejas, pasta, sal y panela. 

Alimentos no perecederos como enlatados y granos serán recibidos durante los cinco días que durará el evento de donación. Foto: Guillermo Torres/Semana. 

"Los colombianos que se quieran unir en la lucha contra el hambre pueden ingresar a nuestra página web (www.abaco.org.co) y allí encontrarán toda la información, desde donde se ubican los 18 bancos en cada una de las ciudades, hasta el número de cuenta en el que se pueden hacer las donaciones monetarias con las que compraremos esos alimentos que no nos llegan tanto y que son fundamentales para la nutrición de nuestros beneficiarios", expresó Juan Carlos Buitrago, director de Abaco.

Le recomendamos: Buscan que Colombia suscriba acuerdo para proteger a defensores del medio ambiente 

"En este país, donde hay tantos recursos alimenticios que se desperdician, no tenemos la conciencia las personas que tenemos garantizada nuestra comida diaria frente a una población vulnerable que no tiene acceso a ese cubrimiento de esa necesidad básica. Por eso debemos unirnos a la Alimentatón, pues definitivamente la comida se disfruta más cuando la compartes, ya que eso genera un impacto no solo físico, sino espiritual", dijo Adriana Arango, exactriz colombiana.

Los datos

El 13 de mayo de 1999 nació el primer banco de alimentos en Colombia. La iniciativa surgió en Medellín, tras observar la experiencia de la ciudad de Guadalajara, pues los mexicanos se percataron que había unos excedentes importantes en las plazas de mercado, los cuales podrían ser utilizados en calmar el hambre de los más necesitados. Entonces decidieron ponerse a la tarea de recuperar alimentos.

Según el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo publicado en septiembre por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el hambre mundial aumentó después de un periodo de reducción de casi 10 años. Se estima que actualmente 821 millones de personas (una de cada nueve) están subalimentadas.