*Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.

Este lunes, la alcaldesa Claudia López, en compañía de la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, anunciaron en una rueda de prensa la firma de un acuerdo con los dueños del predio de La Hacienda La Conejera para garantizar la conservación de 19,25 hectáreas al interior de la reserva Thomas Van der Hammen.

“Este es un primer ejemplo de que sí podemos llegar a acuerdos con privados para conservar y proteger la reserva”, dijo al respecto la mandataria.

En esas hectáreas se realizarán trabajos de restablecimiento ecológico, de protección de la biodiversidad y el desarrollo de actividades productivas sostenibles, con el fin de garantizar la conectividad de los cerros orientales con el río Bogotá.

La administración planea que las 1.395 hectáreas de la reserva se conviertan en el mayor bosque urbano, no solo de la ciudad sino del país y la región. Foto: Secretaría de Ambiente.

Relacionado: Prolongación de Av. Boyacá requerirá sustraer parte de la Van der Hammen: CAR

Esta meta, sin embargo, hace parte de un propósito más grande, con el que la administración planea que las 1.395 hectáreas de la reserva se conviertan en el mayor bosque urbano, no solo de la ciudad sino del país y la región. Así mismo, la mandataria agregó que el propósito de su administración es dejar por lo menos 100 hectáreas de reserva protegidas y conservadas.

Para su consecución, la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, aseguró que se encuentra en proceso de diálogo con los dueños de otros predios, que suman 70 hectáreas. “Este no es un acuerdo macro que les pueda servir a todos, tenemos que tener en cuenta las diferencias de cada predio para poderlos firmar, pero ya estamos trabajando. Queremos lograr esta meta y, por qué no, superarla de lejos”, destacó.

En esas hectáreas se planea la realización de trabajos de restablecimiento ecológico, de protección de la biodiversidad y el desarrollo de actividades productivas sostenibles. Foto: Secretaría de Ambiente.

La selección de estas áreas fue liderada por la Secretaría de Ambiente (SDA), en la que tuvieron en cuenta la importancia hidrogeológica, geológica y geomorfológica de cada zona, así como la diversidad biológica y la zonificación ambiental del Plan de Manejo de la Reserva.

“Vamos a trabajar con todos los que están en la reserva a partir de una priorización que hace que el compromiso generacional continúe en las épocas que vienen y con la crisis climática”, dijo Urrutia.

De acuerdo con la administración, la zona donde está ubicada la Hacienda La Conejera, cuenta con características ecológicas que “se deben proteger y conservar”.

La alcaldesa agregó además que el Distrito continuará haciendo visitas técnicas y trabajando con los propietarios para “alcanzar nuevos acuerdos que permitan avanzar en su protección". Foto: Secretaría de Ambiente.

Le recomendamos: EN IMÁGENES: El Conejito, el nuevo humedal de la reserva Thomas Van der Hammen

Juanita Solano, una de las propietarias de la Hacienda La Conejera, comentó que los terrenos han pertenecido por más de 100 años a su familia y que su protección y preservación empezó hace unos 10 años, a través de un plan especial de manejo.

“En pandemia nos contactaron de la Secretaría de Ambiente para diferentes temas, entre ellos lograr un acuerdo para la restauración de varias zonas de la hacienda. Para mí y nuestra familia ha sido muy positivo, ya que vemos en el Distrito un interés por ayudar a mantener las áreas protegidas y darnos la mano en ese arduo trabajo de proteger el medioambiente”, manifestó Solano a través de un video que fue transmitido en la rueda de prensa.

La alcaldesa agregó, además, que el Distrito continuará haciendo visitas técnicas y trabajando con los propietarios para “alcanzar nuevos acuerdos que permitan avanzar en su protección, consolidación y conservación".

La alcaldesa Claudia López informó que dentro del proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que será llevado al Consejo en agosto de este año, se indica que no se permitirá ninguna intervención en la reserva. Foto: Secretaría de Ambiente.

El futuro de la reserva

Este ha sido uno de los asuntos más polémicos ya que han generado dudas en la ciudadanía sobre el futuro ecológico y la sostenibilidad ambiental en este sector de la capital. Diferentes administraciones han abierto la puerta a la posibilidad de construir viviendas o a la extensión de vías por esta área, que es el hábitat de aproximadamente unas 11 especies de mamíferos, 23 de mariposas y una variedad de aves.

La alcaldesa Claudia López informó que dentro del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que será llevado al Consejo en agosto de este año, se indica que no se permitirá ninguna intervención en la reserva “diferente a las ya mencionadas sobre su conservación”.

En cuanto a la extensión de vías, la alcaldesa mencionó que continuará los planes para ampliar la Avenida Boyacá y la Avenida novena, pero que no consentirá otras construcciones en la reserva.

Puede leer: Fundación Humedales Bogotá: una década protegiendo los pulmones de la capital

Sobre la ampliación de la Boyacá, el pasado enero, la Corporación Autónoma Regional (CAR) mencionó que la obra requiere de la sustracción de la Thomas Van Der Hammen.

La máxima autoridad de la jurisdicción explicó que, partiendo del trazado que se le presentó para llevar a cabo el proyecto, "se requiere tramitar, además de la licencia ambiental, la sustracción de la reserva forestal del norte o reserva forestal Thomas Van Der Hammen en el tramo respectivo".