* Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.

No cesan los impactos contra la biodiversidad en Bogotá. Un operativo realizado por la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) y la Policía Ambiental y Ecológica en uno de los sectores más comerciales de la capital, arrojó como resultado un hallazgo macabro para centenares de animales silvestres.

En un establecimiento comercial del barrio Restrepo, ubicado en la localidad de Antonio Nariño, las autoridades incautaron 391 artículos, como botas, bolsos, cinturones, billeteras, carteras, hebillas, fundas, puff y tocados de plumas, todos elaborados con pieles y partes de reptiles, mamíferos y aves.

El barrio Restrepo es un epicentro de venta de productos elaborados con animales. Fotos: SDA.

Según Carolina Urrutia, secretaria de Ambiente de la capital, se estima que cerca de 300 animales silvestres fueron sacrificados para elaborar dichos productos. “En el operativo de control incautamos siete elementos provenientes de aves, ocho de mamíferos y 371 de reptiles”.

Le puede interesar: ¿Qué hacía un tití cabeciblanco en una vivienda del norte de Bogotá?

Los artículos confiscados corresponden a partes de halcones, águilas, avestruces, venados, babillas (Caiman crocodilus), serpientes de las familias Pythonidae, Boidae y Viperidae, una tortuga morrocoy y caimanes aguja (Crocodylus acutus).

Cerca de 300 animales fueron sacrificados para elaborar los artículos. Fotos: SDA.

Los caimanes aguja son parte de un grupo de animales clasificados en peligro de extinción por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). Además, según la Unión internacional para la Conservación de la Naturaleza, este animal está amenazado en la categoría vulnerable”, dijo Urrutia.

Le puede interesar: Más de 40 animales silvestres fueron atropellados el año pasado en Cundinamarca

El dueño del establecimiento podría recibir multas diarias de hasta 5.000 salarios mínimos mensuales vigentes, es decir más de 4.000 millones de pesos, según lo establece la Ley 1333 de 2009, proceso sancionatorio ambiental, para quienes transporten, tengan o comercialicen fauna silvestre en Bogotá.

El dueño del local podría recibir multas de hasta 4.000 millones de pesos. Fotos: SDA.

Emitiremos un concepto técnico para dar inicio al respectivo proceso sancionatorio en contra del establecimiento comercial o del representante legal. En el operativo logramos constatar que el local no contaba con los permisos de aprovechamiento de fauna silvestre y que las pieles no demostraban una procedencia legal”, informó Urrutia.

La secretaria de Ambiente le recordó a la ciudadanía que adquirir este tipo de artículos es contribuir con una cadena criminal que no solo afecta a la biodiversidad, “sino que está vinculada con altísimos niveles de sufrimiento animal. Además, puede estar correlacionado con la deforestación, que es el principal problema que enfrenta el país en materia ambiental”.

Comprar este tipo de productos es ser parte de la cadena del tráfico de fauna. Fotos: SDA. 

Este operativo hace parte de las acciones de vigilancia adelantadas por la Secretaría de Ambiente contra el tráfico y tenencia ilegal de fauna silvestre en el barrio Restrepo, epicentro de comercio de materia prima y artículos elaborados en cueros o pieles de animales.

Le puede interesar: ¡Llegaron las tinguas azules a Bogotá!

“Recordemos que es nuestra responsabilidad como ciudadanos e individuos no colaborar con esta cadena criminal. Seamos responsables con la forma de consumir y con el comportamiento para cuidar el medioambiente”, concluyó Urrutia.

El tráfico ilegal de fauna silvestre genera pérdidas de biodiversidad y afecta directamente la salud de los ecosistemas. Por eso, la Secretaría de Ambiente hace un llamado a la ciudadanía para que evite este tipo de prácticas y reporte en las líneas telefónicas 3174276828 y 3183651787, todos los casos de riesgo o amenaza.


La SDA hace un llamado a la ciudadanía para que denuncie este tipo de venta ilegal. Fuente: SDA.