En una superficie 31.218.000 hectáreas se sitúan las 1.196 áreas protegidas con las que cuenta Colombia en la actualidad. Se encuentran distribuidas por montañas, llanuras y hasta en lo profundo de los océanos. 

De acuerdo con el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) en el país existen 122 zonas de carácter nacional, divididas en reservas forestales protectoras, distritos nacionales de manejo integrado y parques nacionales naturales (59). Igualmente, se encuentran 278 de carácter regional, distribuidas en áreas de recreación, distritos de conservación de suelos, distritos regionales de manejo integrado, parques naturales regionales y reservas forestales protectoras regionales. 

Le puede interesar: Deforestación amenaza tres áreas protegidas en la Amazonia colombiana

Adicionalmente, existen 796 áreas protegidas de carácter privado, denominadas reservas naturales de la sociedad civil. 

"En este punto es importante realizar una diferenciación, ya que todos pensamos a Colombia como territorio continental y hay que comprender que el país tiene áreas protegidas terrestres, pero también marinas. Tenemos 18.401.000 hectáreas nacionales terrestres, que equivalen al 16,12% de la superficie de la Nación, y 12.817.000 hectáreas marinas, que corresponden al 13,8% de la superficie marina del país", indicó Guillermo Santos, subdirector de Gestión y Manejo de Parques Nacionales Naturales de Colombia.  


Mapa de las áreas protegidas de Colombia. Imagen cortesía: Parques Nacionales Naturales.  

El funcionario explicó que este tipo de áreas eran importantes porque se constituían en núcleos clave para la conservación de la biodiversidad, además porque brindaban servicios ecosistémicos como recursos hídricos, producción de oxígeno, captura de carbono, control de la erosión y de plagas, y mitigación de los efectos de cambio climático, entre otros. 

"La conservación no se limita simplemente a dejar intactos esos ecosistemas naturales, tiene otras dimensiones como, por ejemplo, la restauración, el uso sostenible y el conocimiento", dijo Santos, quien sostuvo que las áreas protegidas son útiles no solo para la sociedad en general, sino para todo el sistema productivo colombiano. 

"Estos lugares generan recursos hídricos para la generación de energía eléctrica, al igual que agua potable para abastecer acueductos como el de Bogotá, por eso es prioritaria su conservación", manifestó.

Le sugerimos: 

Santos afirmó, además, que las principales presiones que tienen las áreas protegidas colombianas son los cultivos ilícitos, la expansión descontrolada de la frontera agropecuaria y la deforestación.

"Una de las amenazas más importantes para esta clase de ecosistemas es la expansión de la frontera agrícola. El hecho de que existan movimientos dirigidos de colonización a nivel de las áreas protegidas, acelera la deforestación y el acaparamiento de terrenos para luego intruducir ganado que, posteriormente, es metido en las cadenas productivas legales. Es un problema crítico porque es el que nos quita la mayor cantidad de cobertura vegetal", apuntó. 

En busca de alternativas 

El Gobierno nacional, a través de Parques Nacionales Naturales, se encuentra participando en el III Congreso de Áreas Protegidas de Latinoamérica y el Caribe, que se llevará a cabo hasta este jueves en Lima (Perú). 

Durante la actividad, en la que participan expertos de 25 países de la región, Colombia intercambia experiencias con diferentes autoridades gubernamentales, organismos multilaterales, líderes locales, tradicionales, indígenas y del sector privado para identificar debilidades, fortalezas y construir conjuntamente el Convenio sobre la Diversidad Biológica de 2020, denominado también Declaración de Lima, así como para revisar el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica, conocido como Metas de Aichi.  

"Colombia estará coordinando la Declaración de Lima, un documento donde vamos a presentar la posición de Latinoamérica frente temas tan importantes como la pérdida de biodiversidad, el cambio climático y los mecanismos propuestos para el fortalecimiento de la gestión en las áreas protegidas", explicó Santos. 


Colombia llevó varias ponencias al Congreso de Áreas Protegidas de Latinoamérica y el Caribe en Lima. Foto: Parques Nacionales Naturales de Colombia. 

En el marco del congreso, Parques Nacionales ha liderado, junto al movimiento global #NaturalezaParaTodos de la UICN, la campaña #JóvenesCampeones con la que se espera conformar un grupo activo que exija, proponga y se comprometa a la conservación de la naturaleza. De igual forma, esta entidad ambiental está liderando el área estratégica de la agenda principal del Congreso, cuyo objetivo es fortalecer y renovar la gestión de las áreas protegidas frente a las necesidades actuales y futuras, y la importancia del uso y manejo responsable de los ecosistemas para el bienestar humano y para la pervivencia de la biodiversidad.

Le recomendamos: Parques Nacionales pide investigar a proveedores de la industria láctea por desastre ambiental en Tinigua

Se espera que del Congreso resulten convenios y estrategias que permitan a Colombia seguir avanzando en la declaración de nuevas áreas protegidas, la protección de su riqueza natural y social, al igual que en el fortalecimiento de la institucionalidad.