Colombia es considerado como el segundo país más biodiverso del mundo. Es el territorio con mayor cantidad de especies de aves y orquídeas en el planeta, segundo en plantas, anfibios, mariposas y peces de agua dulce, tercero en reptiles y palmas y cuarto en mamíferos.

Esa vasta representación de recursos naturales es aprovechada por los traficantes de fauna, un negocio macabro y lucrativo que en el país sólo es superado por las redes de droga y armas. En 2019, cerca de 18.500 animales silvestres fueron rescatados por las autoridades en diversos operativos, principalmente en zonas de la región Caribe, Orinoquia y Amazonia.

70 babillas fueron liberadas en el complejo cenagoso del Bajo Sinú. Foto: CVS.

Los animales que logran ser arrebatados de las garras de los traficantes son rehabilitados en los hogares de paso de las corporaciones autónomas regionales. Los que curan sus heridas y no cuentan con comportamientos ajenos a su especie, retornan a su hábitat natural.

Le puede interesar: Casi 12.000 animales silvestres encontraron una segunda oportunidad en 2020

Tal fue el caso de 496 reptiles en el departamento de Córdoba, animales que luego de pasar largos procesos de rehabilitación en el centro de fauna de la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge (CVS), recuperaron su libertad.

Casi 500 reptiles fueron libertados en varias ciénagas del departamento de Córdona. Foto: CVS.

406 tortugas hicoteas (Trachemys callirostris), 70 babillas (Caiman crocodilus fuscus), 14 boas (Boa constrictor), cuatro tortugas palmeras (Rhinoclemmys melanosterna) y dos tortugas de río (Podocnemis lewyana), fueron liberadas en en el complejo cenagoso del Bajo Sinú, en los sectores de Caño el medio, Boca de Sardinas, Caño Román y El Garzal.

Le puede interesar: ¡De regreso a casa!: 34 animales volvieron a la libertad en Valle del Cauca

“Personal de la CVS retornó estos animales a su hábitat de forma satisfactoria, cumpliendo con las medidas de bioseguridad por la situación que estamos atravesando. La fauna no está sola, por lo cual seguiremos con nuestras labores de conservación y cuidado”, dijo la autoridad ambiental.

Varios felinos en Cesar

En el predio El Manantial de Reverdecer, ubicado en el ecoparque Los Besotes de Valledupar, la Corporación Autónoma Regional del Cesar (Corpocesar), liberó dos tigrillos, un felino yaguarundí, un mochuelo, una rosita vieja, una boa y una cascabel, fueron liberados dos tigrillos, un puma yagouaroundi, un mochuelo, un rosita vieja (semillerito pechicanelo), una boa y una cascabel, animales víctimas del tráfico de fauna.

Estos representantes de la fauna nacional permanecían desde hace tiempo en el centro de fauna de la entidad, donde recibieron atenciones por parte de expertos profesionales. Luego del proceso de recuperación, determinamos que ya estaban listos para regresar a su hábitat natural”, señaló John Valle Cuello, director de Corpocesar.

Le puede interesar: Atentan contra varios animales silvestres en Cota

En lo corrido de este año, la corporación ha liberado en su hábitat natural 446 especies silvestres, siendo las iguanas (83,6 por ciento) y los canarios (2,9 por ciento), las más representativas.

Felinos y reptiles son bastante traficados en la región Caribe. Fotos: Corpocesar. 

Es importante seguir insistiendo que estas especies silvestres no deben ser domesticadas y sino permanecer en libertad, ya que cumplen un papel muy importante en el equilibrio del medioambiente. Es necesario que la ciudadanía apoye esta tarea denunciando la caza, comercialización y la tenencia de los animales”, dijo Valle.

Corpocesar viene adelantando un programa de educación ambiental para motivar a la comunidad a dejar las malas prácticas y viejas costumbres de tenencia, comercialización y consumo de especies silvestres.