La semana pasada, el Juez Cuarto Administrativo del Circuito de Bogotá decretó la nulidad del Decreto 565 de 2017, un instrumento que permitía las obras duras en cemento en los 15 humedales bogotanos al modificar la política distrital de estos ecosistemas. La decisión fue celebrada por ciudadanos y varios grupos ambientalistas en la capital.

A los pocos días de concocerse la medida, varios habitantes del barrio Niza, en la localidad de Suba, revelaron por redes sociales que el fallo no está siendo acatado en uno de los humedales más biodiversos de la capital: Córdoba, ecosistema con 40,5 hectáreas que alberga 152 de las 202 especies de aves registradas en estas esponjas cachacas.

Le puede interesar: Un costeño que trabaja por salvar los humedales del río Bogotá

El grupo Defensores del humedal Córdoba, que busca la defensa del ecosistema ante cualquier intervención invasiva, publicó varias fotografías con frentes de obra en el sector tres del humedal, ubicado entre las avenidas Suba y Boyacá. “Iniciaron las obras de los supuestos senderos ecológicos en el sector tres, nodo norte del barrio Niza. Según la nulidad del Decreto 565 declarada por un juez, el endurecimiento de humedales no puede realizarse”, informó en su cuenta de Twitter.

Comunidad del barrio Niza denuncia obras en el sector tres del humedal Córdoba. Foto: Jaime E. Rodriguez Blanco. 

Jaime Rodríguez, docente y habitante del sector, también denunció el inicio de obras “que destruyen la estructura ecológica principal por parte de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) y sin los permisos de la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA). Esto no tiene palabras. Córdoba, humedal protegido Ramsar, es intervenido sin socialización y sin hacer priorización de obras según la acción popular”.

La Fundación Humedales Bogotá, organización sin ánimo de lucro que lleva cerca de una década de defensa y estudio de estos ecosistemas, se unió a la indignación de la comunidad del humedal. “¿Iniciaron obras sin los permisos de la SDA? Esto no fue lo que se acordó en el recorrido realizado hace algunas semanas con las entidades, el contratista y la comunidad”.

El humedal Córdoba es el que mayor cantidad de registros de aves tiene en Bogotá. Foto: Nicolás Acevedo Ortiz.

Políticas polémicas sobre los humedales

Jorge Emmanuel Escobar, director de Humedales Bogotá, quedó perplejo al ver las fotografías de las obras, imágenes que revelan polisombras, huecos en la tierra, operarios de la Empresa de Acueducto, carretillas y montañas de material para construir. “En un recorrido realizado hace dos semanas, las autoridades del Distrito se comprometieron con la ciudadanía a no realizar ninguna obra sin la respectiva socialización con la comunidad”.

Le puede interesar: Freno al cemento en los humedales de Bogotá

El experto indicó que las intervenciones en Córdoba fueron planteadas desde la pasada administración distrital, en cabeza del ex alcalde Enrique Peñalosa. “A diferencia de Juan Amarillo y Jaboque, donde avanzaron el puente elevado y los senderos, en Córdoba las obras tienen una velocidad más lenta porque está protegido bajo el fallo de una acción popular por parte de los ciudadanos, que evita realizar intervenciones sin una previa socialización”.

Algunas de las intervenciones captadas por los ciudadanos en el humedal Córdoba. Foto: Defensores del humedal Córdoba. 

Durante más de dos años, la comunidad participó en diversas reuniones con las entidades del Distrito, como la Secretaría de Ambiente y la Empresa de Acueducto, y el contratista de las obras. Según Escobar, las primeras propuestas eran una locura.

Querían hacer senderos y puentes elevados en concreto para conectar los barrios Pontevedra y Niza, algo parecido a lo que hicieron en Juan Amarillo. Los vecinos del humedal Córdoba les advirtieron que estaban desconociendo la acción popular y que toda medida debe ser concertada con la comunidad”.

Sin embargo, en los encuentros con la pasada administración, la comunidad logró modificar las intenciones iniciales de las obras. “Uno de los primeros planteamientos fue destinar esos recursos en otras acciones más prioritarias, como descontaminar las aguas del humedal. Se hicieron varias reuniones con los vecinos de los tres sectores de Córdoba. La decisión final fue que las posibles obras, como los senderos, no debían ser en concreto”, recuerda Escobar.

Operarios de la EAAB listos para iniciar obras en el humedal Córdoba. Foto: @Davidcamilou. 

El director de la fundación, que participó en todos los encuentros, informó que sí fue posible modificar gran parte de las obras planteadas por la pasada Alcaldía de Bogotá en Córdoba, pero faltaban algunas acciones concretas. “Logramos modificar gran parte de esos adefesios que tenían, como los puentes elevados, pero aún era necesario debatir detalles como unos miradores”.

Compromisos inclumplidos

Hace unas semanas, la nueva administración citó a las comunidades y grupos ambientalistas para hacer un recorrido por el humedal Córdoba y debatir las obras planteadas en el pasado. Según Escobar, la reunión estuvo liderada por la secretaria de Ambiente del Distrito, Carolina Urrutia, y la gerente de la Empresa de Acueducto, Cristina Arango.

Le puede interesar: Tres animales cachacos que sufren por el rechazo ciudadano

“Nos demoramos cuatro horas recorriendo el humedal, tiempo en el que pudimos mostrar, con detalle y planos en mano, cómo deberían ser las futuras obras dentro del ecosistema. Con la información aportada por la comunidad, la secretaria de Ambiente informó que el paso a seguir sería las actualizaciones de las obras por parte de la Empresa de Acueducto, que luego serían estudiadas con los vecinos y la autoridad ambiental. Si todo estaba bien, se daría inicio a los permisos de obra”, recuerda Escobar.

El material para los senderos ya están en la zona. Foto: Defensores del humedal Córdoba.

Cuando salió a la luz la denuncia de los vecinos por los frentes de obra en Córdoba, Escobar indagó con los miembros de la comunidad. “Me comentaron que se habían comunicado con la Secretaría de Ambiente. La entidad, internamente, les informó que los permisos no estaban dados. Por eso nos parece muy raro que el Acueducto ya esté en la zona preparando las obras”.

Le puede interesar: Atentan contra varios animales silvestres en Cota

A Escobar le parece muy extraño que después del estricto compromiso por parte de la Secretaría de Ambiente y la Empresa de Acueducto en el recorrido, donde se acordó socializar con anterioridad a la comunidad cualquier tipo de intervención, los frentes de obra ya sean una realidad.

“Estábamos poniendo la casa en orden entre las entidades y la comunidad. Por eso no entiendo qué pasó. Estamos esperando a ver qué dicen las entidades para que nos den una explicación. El Acueducto nos envió una invitación física para participar en una reunión virtual en los próximos días, donde esperamos que nos dé una explicación clara”.

La EAAB citó a los vecinos de Córdoba a una reunión virtual para explicar las razones de las obras. Foto: Defensores del humedal Córdoba.

El volante enviado por el Acueducto dice: “la Empresa de Acueducto mejora la calidad de vida de los ciudadanos a través del proyecto Construcción del corredor ambiental del humedal Córdoba. Con el fin de socializarlo, los invitamos a participar en una reunión a través de la plataforma Google Meet”.

La Secretaría de Ambiente le informó a SEMANA SOSTENIBLE que está esperando a que el fallo del juez quede en firme para tomar medidas, pero que en cuanto a la denuncia de los habitantes del humedal Córdoba por el inicio de las obras.

Desconcertados

En el recorrido realizado entre las comunidades y las autoridades en Córdoba hace algunas semanas, Escobar afirma que fue tan detallada la información abordada que incluso se habló de acceso a sillas de ruedas y coches de niños por los senderos.

Le puede interesar: ¿Qué hace un murciélago del desierto en el humedal La Conejera?

Todos acordamos que los senderos propuestos no serían elaborados en concreto. También se habló de la altura: definimos que sean lo suficientemente altos para el tránsito de la fauna silvestre, pero no tanto como para que sean invadidos por habitantes de calle. La verdad todo iba por buen camino hasta que aparecieron las fotos de las obras. Quedamos desconcertados”.

Gracias a la comunidad, el humedal Córdoba es el único en la ciudad con caudal ecológico. Foto: Fundación Humedales Bogotá.

Escobar no cree que la pelota por las obras esté en manos de la Secretaría de Ambiente. “Desde que empezó esta administración, en las reuniones que hemos tenido con Carolina Urrutia, la hemos visto muy seria y firme en trabajar con las comunidades en pro de los ecosistemas. No sé qué pasó, seguimos muy desconcertados. Siguen montando lonas y polisombras y abriendo huecos que al parecer son para los senderos”.

Puntualiza que este tipo de acciones dañan un largo proceso de concertación con la comunidad. “Los vecinos insisten en que esos dineros deberían ser destinados para otras cosas que no sean obras, pero hemos avanzado en un punto de equilibrio que hoy está en riesgo. Es evidente que la decisión tomada por la Secretaría de Ambiente en el recorrido no fue tomada en cuenta. Sin un permiso de la autoridad ambiental nadie debería proceder a realizar obras”.

La construcción de un puente elevado en Juan Amarillo indignó a la comunidad. Foto: Nicolás Acevedo Ortiz.

Obras son fuera del humedal: EAAB 

Javier Sabogal, gerente corporativo ambiental de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, explicó que las obras denunciadas por la comunidad recientemente no están dentro del humedal y son sólo para la construcción de un aula ambiental.

Las obras que empezamos están por fuera del humedal y son para un aula ambiental, acciones en las que podemos ir avanzando porque contamos con los respectivos permisos. No estamos construyendo senderos ecológicos al interior del ecosistema, ya que nos encontramos revisando las implicaciones del fallo del juez”.

Según Sabogal, por ahora la Empresa de Acueducto no va a iniciar con las obras de los senderos dentro del humedal. “Todas las intervenciones son por fuera, obras relacionadas con el aula ambiental y la apertura de unos huecos que tienen el aval y los permisos requeridos. Sin embargo, también decidimos suspender los senderos contemplados fuera del ecosistema hasta que tomemos decisiones con la comunidad”.

Córdoba y La Conejera son los dos humedales más biodiversos de Bogotá. Foto: Fundación Humedales Bogotá.

El funcionario recordó que la Empresa de Acueducto ha participado en todas las reuniones con la comunidad y la Secretaría de Ambiente, en donde se han discutido todos los temas de las obras, punto por punto, y de las que salieron varias actas. 

“Hemos hecho esfuerzos muy grandes para ajustar el proyecto de la administración pasada y lograr un menor endurecimiento posible y ajustarlo de la mejor manera, todo de acuerdo con la comunidad. En los recorridos no se acordó que no pudiéramos arrancar con las obras como tal; los puntos de las actas concluyeron que podíamos avanzar”.

En cuanto al fallo del juez, que prohíbe las intervenciones duras en los humedales, Sabogal indica que la entidad está haciendo una revisión técnica y jurídica. “Vamos a analizar y radicar los ajustes en la Secretaría de Ambiente para mirar los permisos que están actualmente radicados. Todo será un trabajo conjunto entre la comunidad y administración distrital, que está comprometida con proteger el agua y los humedales, que son fundamentales en la estructura ecológica principal”.

* Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.